Especialistas recomiendan inhibidores de bomba de protones para evitar la gastropatía causada por AINEs

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Los inhibidores de la bomba de protones (IBPs) son los fármacos recomendados para evitar las posibles complicaciones o gastropatía derivadas del tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), según el jefe de sección del Servicio de Enfermedades Digestivas del Hospital Clínico Universitario Lozano Biesa de Zaragoza, el doctor Ángel Lanas, y el catedrático de Farmacología de la Facultad de Medicina de Valencia, el doctor Jaun Vicente Esplugues.

“Los fármacos recomendados son los IBPs administrados con los AINEs desde el primer día. Que administremos AINEs durante periodos cortos o periodos prolongados no implica que sólo se administren IBPs en los tratamientos prolongados, sino que diría que principalmente debería hacerse en los periodos iniciales porque la mayoría de las complicaciones serias aparecen a los 4 ó 5 días”, afirma el doctor Esplugues.

En este sentido, el doctor Lanas señala que a día de hoy se dispone de los inhibidores de la bomba de protones para reducir en un 50-80 por ciento el riesgo de problemas y también para evitar los síntomas. La otra alternativa, añade, “es prescribir AINEs más seguros para el tubo digestivo”.

Los dos doctores han realizado estas declaraciones en el marco de una serie de sesiones científicas celebradas en diversas ciudades españolas sobre la “Situación de la Gastropatía por AINEs en España en 2006”, promovidas por AstraZéneca y en las que ambos han presentados las circunstancias que rodean a esta patología y las mejores estrategias en el abordaje de la misma.

“La visión parcial que tengo sobre la gastropatía por AINEs es que se está viendo un descenso en la prescripción de AINEs y, al mismo tiempo, existe una peor situación de protección de las lesiones digestivas que pueden originarse por los AINEs”, señala el doctor Lanas. Sin embargo, añade, existen unos 42 millones de prescripciones anuales por AINEs.

“Hay que tener en cuenta que la población occidental va envejeciendo con lo cual hay un aumento de las enfermedades reumáticas, hay un aumento de las enfermedades degenerativas de tipo articular que hacen que las personas demanden alivio del dolor y los AINEs son muy efectivos reduciendo el dolor”, asegura el doctor Lanas.

Por su parte, el doctor Esplugues, afirma que para tener daño se tienen que generar generar dos situaciones: la mucosa se mantiene entre un componente de agresión que es el ácido y la pepsina y un componente de defensa. En el momento en el que desaparece la defensa, apunta el doctor, “un nivel de ácido que antes era absolutamente soportable y podríamos decir que fisiológico, se convierte en lesivo de tal forma, que para evitar el daño, si tenemos que administrar AINEs que van a inhibir este mecanismo defensivo, tenemos que controlar la secreción de ácido para establecer un nivel de equilibrio nuevo, pero a umbrales más bajos”.

En cuanto a nuevas aportaciones, la última ha sido el esomeprazol, desarrollado por AstraZéneca, compañía que hace más de 20 años descubrió el omeprazol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *