Chipre.- Descubierto en Chipre un ataúd de 2.500 años de antigúedad con escenas en color de los poemas épicos de Homero

NICOSIA, 20 (EP/AP)

Un ataúd de 2.500 años de antigúedad con ilustraciones en color de los poemas épicos de Homero ha sido descubierto en el oeste de Chipre, según señaló hoy un equipo de arqueólogos.

“Es un hallazgo muy importante. El estilo de la decoración es único, no tanto desde el punto de vista artístico, sino por el tema y los colores usados”, señaló el director del departamento de antigúedades de la isla, Pavlos Flourentzos.

Sólo otros dos sarcófagos similares han sido descubiertos previamente en Chipre. Ambos se hallan en el Museo Metropolitano de Arte, en Nueva York, pero los colores usados en la decoración son menos intensos.

El sarcófago, de piedra caliza, fue descubierto de manera accidental por obreros de la construcción la semana pasada en una tumba cercana a la aldea de Kouklia, en el distrito costero de Paphos. La tumba, que posiblemente perteneció a un antiguo guerrero, había sido saqueada durante la antigúedad.

Flourentzos informó de que el ataúd –pintado en rojo, negro y azul, con un fondo blanco– databa del año 500 antes de Cristo, cuando la cultura griega adquirió influencia en esta isla del este del Mediterráneo. “El estilo es muy simple. Tiene poco que ver con ulteriores normas y prototipos clásicos”, indicó Flourentzos.

Los expertos creen que las decoraciones muestran al héroe Ulises en escenas de la Ilíada y la Odisea de Homero, ambos poemas inmensamente populares en el mundo colonizado por los griegos.

En una de las pinturas, Ulises y sus camaradas huyen de la cueva del cíclope Polifemo ocultos entre una manada de ovejas. Otra pintura muestra una batalla entre griegos y troyanos, tomada de la Ilíada.

Los arqueólogos creen que las escenas sugieren el status del ocupante del ataúd. “¿Por qué tomar esas dos piezas de Homero y por qué aparece Ulises?”, se preguntó Flourentzos. “Tal vez eso representa el carácter del muerto, que era posiblemente un guerrero”. añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *