El conocimiento de la epigenética abre la posibilidad de diseñar nuevos fármacos para el tratamiento del cáncer

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El 90% de los tumores tienen una alteración epigenética similar que impide que los genes inhiban normalmente la acción del cáncer. Por ello, el conocimiento de la epigenética abre la puerta a nuevas dianas terapéuticas y al diseño de nuevos fármacos que sean capaces de revertir el daño de la célula. Éstas son conclusiones de los expertos que se reunirán en Madrid del 16 al 18 de marzo en el 9º Simposio Científico de la Fundación Lilly “Epigenética del Cáncer: desde el conocimiento molecular al tratamiento”, en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

“La gran novedad del simposio es que, por primera vez, se reúnen investigadores básicos y oncólogos clínicos de España, Europa y Estados Unidos para actualizar conocimientos en epigenética, así como su aplicación en el tratamiento de los pacientes”, manifestó el director de la Fundación, el doctor José Antonio Gutiérrez.

Según el director del Laboratorio de Epigenética del Cáncer del CNIO y co-presidente del simposio, el doctor Manuel Esteller, “la epigenética es la disciplina científica que estudia las modificaciones del medio que actúan sobre el ADN, principalmente la metilación y las modificaciones de las histonas, que alteran a los genes y producen el tumor”.

“A pesar de que cada persona tiene su propia genética y epigenética, en personas con cáncer hay una pérdida de metilación del genoma en nueve de cada diez tumores”, afirmó Esteller. Por ello, el conocimiento de estos procesos es la base para el desarrollo de tratamientos del cáncer que inviertan el proceso epigenético alterado.

En este sentido, el objetivo de los “fármacos epigenéticos” es “despertar a los genes que están dormidos para que logren expresarse e inhiban los tumores”, explicó Esteller. “El futuro de la epigenética servirá para saber cuáles son las causas de los tumores, hacer pronósticos de seguimiento del cáncer y saber cómo afectará la quimioterapia”, sentenció el doctor.

“Cada tumor es diferente, la finalidad es encontrar la llave para cada uno”, señaló el doctor Esteller. Al respecto, el jefe del servicio de oncología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, el doctor Hernán Cortés-Funes, admitió que “se encuentran en medio de fases y avances de investigación muy prometedores para disponer de más y mejores tratamientos ante los tumores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *