Gripe.- Detectado el H5N1 en una marta encontrada en la isla alemana de Ruegen

BERLIN/GINEBRA, 9 (EP/AP)

El virus de la gripe aviar ha sido detectado en una marta en la isla de Ruegen, en el norte de Alemania, según informó hoy el laboratorio de referencia alemán, lo que indica que la enfermedad, además de haberse contagiado a gatos se ha transmitido ya a otras especies de mamíferos.

El Instituto Friedrich-Loeffler confirmó la presencia del virus en una marta, un mamífero acuático, hallado vivo pero enfermo y aparentemente agonizante el 2 de marzo. El animal fue sacrificado tras confirmarse que tenía la enfermedad. En esta isla del Báltico aparecieron los primeros casos de H5N1 en aves en Alemania y se han detectado también casos en gatos.

El descubrimiento de varios gatos en Alemania y Austria con H5N1 ha aumentado los temores a que el virus pueda pasar fácilmente de una especie ahora, pero por el momento estos casos se han atribuido al hecho de que los gatos comieran pájaros infectados.

Así, el ministro de Agricultura del Estado de Mecklemburgo- Pomerania Occidental –al que pertenece la isla–, Till Backhaus, afirmó en un comunicado que “la presencia de una infección por H5N1 en una segunda especia de mamífero no es ninguna sorpresa”, argumentando que los gatos y las martas tienen patrones de caza similares.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “a diferencia de lo que ocurre con las aves domésticas y salvajes, no existen datos de que los gatos domésticos sean un reservorio del virus” y todos los datos disponibles indican que las infecciones de gatos están asociadas a brotes por H5N1 de aves domésticas o salvajes.

No obstante, la organización recuerda que estudios experimentales publicados en septiembre de 2004 demuestran que el virus H5N1 puede infectar al gato doméstico, y que los gatos infectados pueden transmitir el virus a otros gatos. En esos experimentos, los gatos enfermaron después de habérseles inoculado directamente virus aislado de un caso humano mortal, y después de haber comido pollo crudo infectado.

Además, varios estudios publicados han demostrado la infección por H5N1 de grandes felinos en cautividad. En diciembre de 2003, dos tigres y dos leopardos que habían ingerido cadáveres frescos que pollo murieron de forma inesperada en un zoológico de Tailandia. La investigación subsiguiente confirmó la presencia de H5N1 en muestras de tejidos.

En febrero de 2004 se detectó el virus en una pantera negra que murió en un zoológico próximo a Bangkok y en ese mismo zoológico murió por el mismo virus, un mes después, un tigre blanco murió por ese virus en el mismo zoológico en marzo de 2004.

En octubre de 2004, un gran número de tigres que habían comido cadáveres frescos de pollo murieron en un zoológico de Tailandia. En total, 147 de los 441 tigres murieron de la infección o fueron sacrificados. Las investigaciones subsiguientes determinaron que se había producido cierta transmisión del virus entre tigres, según la recopilación facilitada por la OMS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *