Medio Ambiente adapta pasos para el lince ibérico en carreteras y caminos de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén

Estos sistemas benefician además a otras especies de fauna silvestre de mediano y gran tamaño que cohabitan con el lince

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente, en colaboración con otras administraciones públicas, continúa adecuando carreteras y caminos asfaltados en las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén para favorecer el tránsito seguro de los ejemplares de lince ibérico en sus zonas de campeo y cría.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Consejería de Medio Ambiente señaló que, gracias a esta iniciativa, iniciada en 2001 se han adecuado hasta la fecha diferentes tramos de cuatro caminos de intenso tráfico y cuatro carreteras, — que se suman a otras cuatro llevadas a cabo anteriormente–, para dotar a estas vías de mecanismo que compatibilicen el uso de las mismas por vehículos a motor y la estabilidad de los territorios del lince que habitan en las proximidades.

Asimismo, en los próximos meses técnicos de Medio Ambiente coordinarán actuaciones similares en puntos de otros caminos y una carretera más.

Las adecuaciones de estas vías se están llevando a cabo en beneficio de la conservación de la especie y están dirigidas a suprimir los factores de riesgo que suponen carreteras y caminos para el lince.

Por este motivo, los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente han diseñado un plan que da prioridad a las actuaciones en “aquellas carreteras y caminos que han registrado atropellos de lince” y en las vías que atraviesan “zonas linceras”. Así, estos mismos técnicos determinaron que la “mayor amenaza” para los animales es la “elevada velocidad a la que circulan los vehículos en estas vías”.

En este sentido, la Consejería detalló que las actuaciones consistirán en la colocación de vallados altos semienterrados en los linderos de la carretera o camino para “que los animales no crucen y encauzar el movimiento hacia puntos seguros del cruce”.

Asimismo, indicó que para evitar que este obstáculo pueda provocar “la fragmentación del hábitat del lince e impedir el flujo entre poblaciones”, este tipo de vallado se acompañará de sistemas de paso de fauna a desnivel de la vía que “asegure el tránsito de animales entre los dos lados de la misma”.

Otras medidas, que la Junta consideró “igualmente importantes”, serán los desbroces de matorral bajo en los arcenes y el realce de monte y arbolado, sistemas de retorno para la fauna, terminación del vallado o el cierre de cancelas en zonas colindantes con la colaboración de particulares.

Por último, la Consejería instaló señalización específica “que advierte a los conductores que transitan por una zona sensible donde conviene cumplir los límites de velocidad establecidos”, así como “sistemas catadióptricos y bandas sonoras para disuadir a los animales del paso por tramos con tráfico rodado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *