Científicos asegurán que en 2015 habrá 100 millones más de hambrientos en el mundo

Diez niños menores de cinco años mueren cada minuto a causa de la malnutrición

LONDRES, 17 (EUROPA PRESS)

Si las tendencias continúan, el mundo tendrá 100 millones más de personas hambrientas en le año 2015, fecha establecida por los Objetivos del Milenio para la erradicación de la pobreza y el hambres, según afirmaron hoy varios científicos durante la reunión anual de la Asociación americana para el Avance Científico.

A pesar de los progresos realizados en las décadas de los sesenta y setenta en la provisión de alimentos, en la actualidad se asiste a una etapa de retroceso en muchos países en desarrollo, lo que podría dar al traste con los Objetivos marcados por Naciones Unidas. Para que se cumplieras, sería necesaria una inversión en nuevas tecnologías y una gran inversión financiera, según recoge la cadena británica “BBC”.

Entre los sobrecogedores datos destacados durante la reunión destaca uno: cada minuto mueren en el mundo 10 niños en edad preescolar a causa de la malnutrición, cifra que no ha cambiado desde principios de la década de los ochenta a pesar de las promesas globales.

Una de las claves para solucionar el problema puede ser la mejora de la agricultura, según explicó uno de los expertos, Per Pinstrup-Anderson. “Cuando se pone el dinero en manos de agricultores se está gastando en crear empleo y reducir la pobreza en cualquier lugar”, aseguró.

“Por cada dólar que se invierte en investigación agrícola se generan alrededor de seis dólares de beneficio adicional entre los campesinos, y alrededor de 15 dólares adicionales al crecimiento económico del país. Esto es lo que ayudaría a los pueblos pobres en sus países”, afirmó el profesor.

Como buenas noticias se destacó el incremento de reservas alimenticias que han experimentado China y Vietnam. Ambos países además recortaron el números de personas que n obtienen alimentación suficiente. Estas mejoras se hicieron mediante la mejora de infraestructuras y usando nuevas tecnologías.

En la otra cara de la moneda se encuentra Kenia, que sufre desde el año pasado una hambruna, especialmente mortal en el este del país. Mientras tanto, en el oeste del país había excedentes de maíz, que fueron importados a Europa porque no había dinero ni recursos disponibles para enviar el maíz a los que están muriendo de hambre en el este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *