Medio Ambiente reconoce 2005 como malo en emisiones de gases de efecto invernadero, con el Protocolo de Kioto en vigor

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, reconoció hoy que el año 2005 “no ha sido positivo” en emisiones de gases de efecto invernadero en España, ya que se ha triplicado la cantidad exigida por el Protocolo de Kioto. El próximo jueves, 16 de febrero, se cumplirá un año desde que el acuerdo internacional entrara en vigor al contar con el apoyo de países y cuotas de emisiones suficientes.

España tiene sólo autorizado un 15 por ciento de aumento de emisiones para el periodo 2008-2012, respecto a las de 1990; sin embargo en la actualidad ya supera el 45 por ciento. Gonzalo Aizpiri indicó en el Congreso de los Diputados que este año “no positivo” se debe, entre otros factores, al importante peso que sigue teniendo el sector hidroeléctrico en la generación de energía en España. Al ser el año pasado el más seco desde que se tienen registros, la producción hidroeléctrica descendió un 34,7 por ciento respecto a 2004, lo que conllevó un aumento de la generación eléctrica de origen térmico en un 18,4 por ciento, que emite más gases de efecto invernadero.

Además de la escasez de lluvias, el consumo de energía aumentó el año pasado por encima del PIB, en un 4,4 por ciento. Sin embargo, Gonzalo Aizpiri comentó que se percibieron “elementos de moderación” a finales de año, por lo que podría haber un cambio de tendencia en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para favorecer este cambio de tendencia, en el segundo Plan Nacional de Asignación de derechos de emisiones, que estará listo en junio, se dará prioridad al ahorro y eficiencia energética, a las energías renovables y a la gestión de residuos; así como a la mejor tecnología disponible.

El secretario general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático considera que “Kioto es un primer paso, pero más tímido que el siguiente” que debe incluir el principio de equidad y atribuir compromisos de reducción de emisiones a las economías emergentes, e intentar involucrar a Estados Unidos y Australia, que no han ratificado todavía el Protocolo de Kioto. A partir de 2012 se debe tener en cuenta el principio de equidad, ya que no todos los países emiten lo mismo per cápita ni por productividad.

Por otra parte, en el mercado español de comercio de derechos de emisiones ya se han realizado 170 transferencias, que implican 10 millones de derechos intercambiados. En el mercado europeo se realizaron transferencias el año pasado por valor de 200 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) equivalente.

Finalmente, Gonzalo Aizpiri calificó de “insostenible ambiental, económico y territorialmente” el modelo de construcción en España, ya que se fabrican más casas cada año que en Alemania, Italia y Francia juntos; y criticó que el coste energético del transporte siga siendo el mismo que hace 20 años, y no se haya avanzado en eficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *