Investigadores de la Universidad de Santiago colaboran con equipos extranjeros para crear enzimas artificiales

Las enzimas modificadas permitirán generar productos químicos “de una manera limpia y sin residuos”

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 (EUROPA PRESS)

Un grupo de investigación de la Universidade de Santiago (USC) participa junto a otros equipos de Holanda, Países Bajos, Alemania, Francia y Reino Unido, en el “Proyecto Artizymes” para crear nuevas enzimas artificiales “que permitan generar productos químicos de una manera limpia y sin residuos”.

El proyecto, que se inicia este mes de febrero, consiguió la financiación de la Unión Europea (UE) por un importe total de 1.800.000 euros, según informó hoy la USC. Los grupos de investigación implicados en el proyecto están especializados en síntesis inorgánica y orgánica, biología molecular, enzimología, nanopartículas y en análisis estructural, esta última la especialidad de los investigadores de la universidad compostelana.

Los equipos proceden de la Universidad de Leiden, de las dos asentadas en la ciudad de Amsterdam, de la Universidad de Giessen, y del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), todos ellos coordinados por el profesor de la Universidad de Sant Andrews (Escocia), Paul Kamer. El equipo compostelano lo conforman el investigador Ramón y Cajal, Mark van Raaij, y los técnicos superiores de la RIAIDT, Antonio Llamas y Manuel Martín.

Según explicaron los promotores de “Artizymes”, las investigaciones que se desarrollarán “pretenden generar nuevas enzimas modificando otras existentes con ligandos artificiales para que unan metales de transición, muy útiles como catalizadores”. Además, los investigadores indicaron que las enzimas modificadas, denominadas artizimas, deberían “catalizar reacciones químicas nuevas, para las que ahora no existe una alternativa natural”.

Las artizimas se ensamblarán en nanopartículas con el fin de efectuar reacciones en cadena, “esperamos ser capaces de generar productos químicos de una manera limpia y eficaz, como alternativa a los métodos de producción clásicos que generan productos residuales”, matizaron los investigadores.

El equipo de investigadores de la USC será el encargado de analizar las estructuras tridimensionales de los componentes utilizados y de las enzimas finales, para así comprender en detalle sus mecanismos de funcionamiento y poder sugerir modificaciones adicionales para mejorar su rendimiento.

INVESTIGADORES

El responsable del subproyecto de la USC, Mark van Raaij, es investigador Ramón y Cajal en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular en la Facultad de Farmacia desde noviembre de 2002. Destaca como bioquímico especializado en la purificación y cristalización de proteínas y en su análisis estructural. También es autor de 25 artículos científicos publicados en revistas internacionales.

Por su parte, Antonio Llamas, técnico superior de la RIAIDT de la USC, es experto en difracción de rayos X y resolución de estructuras utilizando datos de difracción. Es Licenciado en Química Física por la Universidad Complutense de Madrid, realizó el doctoramiento en el Departamento de Cristalografía del Instituto de Química-Física “Rocasolano” del CSIC.

En el equipo se incluye también Manuel Martín, técnico de la RIAIDT, experto en Resonancia Magnética Nuclear (RMN), y licenciado con grado en Ciencias Químicas y doctor por la Universidad Autónoma de Madrid. Además, investigó en los institutos de Química Médica y Orgánica del CSIC y efectuó una estadía posdoctoral en la Universidad de Maryland.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *