Un laboratorio costarricense será la sede de desarrollo para un nuevo motor de plasma

SAN JOSE, 28 (EP/AP)

Costa Rica servirá de sede para un laboratorio de alta tecnología al mando del ex astronauta de NASA Franklin Chang quien pretende desarrollar partes para un motor de plasma.

La idea de Chang, quien es costarricense, es lograr que ese tipo de motor, conocido como Vasimir, desplace a las naves espaciales hasta Marte.

Las investigaciones son realizadas por la empresa Ad Astra Rocket Company, recientemente constituida en Texas por Chang y otros colegas tras retirarse de la NASA. La firma tendrá una subsidiaria en Costa Rica.

El laboratorio estará instalado al norte del país, en una nueva sede de la Escuela de Agricultura de la Región del Trópico Húmedo (EARTH), según detalló la entidad en un comunicado de prensa divulgado el viernes.

“El objetivo es completar el primer prototipo del motor de plasma VX200 a finales del 2007 y sus subsecuentes versiones que volarán al espacio en el 2010 y 2011”, agregó el boletín, que señaló que el centro también apoyará la aplicación de plasma a aplicaciones terrestres, como la destrucción de desechos tóxicos.

Chang resaltó que “ya están listos los diseños iniciales de lo que será el primer laboratorio de científicos costarricenses y se espera que empiece a funcionar con el apoyo de un pequeño grupo de científicos e ingenieros con experiencia en sistema de plasma”.

Uno de los aspectos más importantes es que todo lo que sea producido por el laboratorio costarricense será propiedad intelectual nacional y será distribuido en el exterior con patentes internacionales.

El proyecto además contará con el auspicio, entre otras entidades, de las universidades de Texas y de Houston y de compañías como Nautel Nova Scotia de Canadá.

La EARTH es una universidad privada internacional instalada en la zona caribeña del país y dedicada a la educación en ciencias agrícolas, pero a partir de este año se orientará a otras áreas de conocimiento con su nuevo campus, que tuvo una inversión inicial de 3,5 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *