El Centro de El Acebuche está preparado para repetir un “hecho histórico”, el nacimiento de linces en cautividad

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

Las instalaciones del Centro de El Acebuche en Huelva ya están preparadas de cara a la temporada de cría del lince ibérico tras llevarse a cabo en los últimos meses una serie de trabajos para facilitar y mejorar la reproducción, seguridad y bienestar de todos los ejemplares e intentar repetir un “hecho histórico” como el del pasado año, el primer nacimiento de linces en cautividad, los ejemplares de Brezo, Bresina y Briza.

De esta manera, el sistema de video-vigilancia se ha completado con la instalación de nueve cámaras robotizadas –ocho en los campeos del recinto de reproductores y uno en las instalaciones de voladeros– y de 16 cámaras pequeñas con iluminación infrarroja, según informa el Boletín del Plan de Cría en Cautividad del lince ibérico consultado por Europa Press.

Los técnicos encargados del boletín anotaron que la vigilancia y el control de las cámaras robotizadas (giros y zoom) se lleva a cabo sin interrupciones, 24 horas al día, en el centro de control. De esta manera, las imágenes se reciben en dos monitores, grabando y almacenando en formato digital aquellas que se consideren de mayor interés como los encuentros entre ejemplares, cópulas o vigilanciaintensiva de animales problemáticos.

Dado que el lince es un animal que tiene los mayores periodos de actividad al atardecer y durante la noche, los campeos se iluminan con focos de luz infrarroja ya que, según exponen los técnicos, el uso de otra clase de iluminación podría alterar de algún modo el fotoperíodo y por tanto el ritmo de los animales.

Asimismo, para evitar el peligro que para los futuros cachorros puede suponer la presencia de algunas rapaces, los campeos ocupadospor hembras con potencial gestante se han cubierto en su totalidad con una malla sujeta al voladizo perimetral, entre las dos líneasde pastor eléctrico. Para estimular el ejercicio y el desarrollo de las conductas naturales de caza de los linces, el Centro de El Acebuche ha dispuesto en las áreas de campeo vivares para conejos.

Además, se han dispuesto nuevas parideras exteriores en los campeos de las hembras, integradas en el entorno mediante el empleo de truecas de alcornoque, láminas de corcho, estacas de madera y vegetación. Una pequeña cámara con iluminación infrarroja permitirá seguir en detalle los posibles partos y primeras semanas de vida de los cachorros, concluye el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *