OMS.- La OMS exige a los laboratorios que suspendan el suministro de ciertos antipalúdicos que crean resistencias

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó hoy a las empresas farmacéuticas que pongan fin de forma inmediata a la comercialización y venta de medicamentos antipalúdicos que sólo contienen artemisinina, para evitar que los parásitos causantes de la enfermedad creen resistencia a este fármaco. Asimismo, la entidad intensificará sus esfuerzos para favorecer un uso correcto de estos fármacos y evitar la falsificación de los mismos.

El doctor Lee Jong-wook, director General de la OMS, señaló que “los laboratorios deberían comercializar únicamente tratamientos combinados basados en la artemisinina, ya que han demostrado buenos resultados para el tratamiento del paludismo”. Además, indicó que cuando se utilizan correctamente los tratamientos combinados con artemisinina (TCA) tienen una mayor eficacia curativa –cercana al 95 por ciento–, siendo muy poco probable que el parásito se vuelva resistente.

Según las nuevas directrices terapéuticas de la OMS, el paludismo por “Plasmodium falciparum” sin complicaciones debe tratarse con tratamientos combinados con artemisinina, en vez utilizar este fármaco en monoterapia o cualquier otro fármaco de forma aislada.

Por su parte, el doctor Arata Kochi, director del Departamento de paludismo de la OMS, señaló que “es preocupante la disminución de la sensibilidad a este medicamento en Asia Sudoriental, región donde tradicionalmente se ha originado la resistencia a los antipalúdicos”.

Asimismo, la OMS tiene previsto fortalecer su colaboración con los organismos nacionales e internacionales sanitarios y de reglamentación para contener la circulación y el uso de antipalúdicos falsificados. En este sentido, se calcula que hasta un 25 por ciento de los medicamentos que se consumen en los países en desarrollo son falsificados o de calidad inferior a la norma. En algunos lugares de África y Asia este porcentaje supera el 50 por ciento, según un informe de la OMS.

Además, para prever e impedir la aparición y propagación de la farmacorresistencia a largo plazo, la OMS insta a la comunidad científica dedicada a la investigación del paludismo y a la industria farmacéutica a invertir rápidamente en la concepción de la próxima generación de antipalúdicos. “La resistencia se puede evitar creando TCA con múltiples combinaciones medicamentosas y componentes que bloqueen la transmisión”, según Kochi, quién resaltó que “sin estos medicamentos, no habrá tratamiento curativo para el paludismo, y probablemente se tardará, al menos, diez años en descubrir otro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *