Un profesor de la Universitat de València describe en “Science” los mecanismos de migración de las nuevas neuronas

VALENCIA, 12 (EUROPA PRESS)

El profesor José Manuel García Verdugo, catedrático de Biología Celular de la Universitat de València, ha publicado en el último número de la prestigiosa revista científica “Science” un artículo en el que describe los mecanismos de migración de las nuevas neuronas, según informaron hoy fuentes de esta institución académica.

José Manuel García Verdugo trabaja en el Instituto Cavanilles como jefe de los grupos de “Neurobiología comparada” y el de “Unidad Asociada de Morfología” del centro de investigación Príncipe Felipe. Junto a García Verdugo firman el trabajo otros doce investigadores, pertenecientes a tres laboratorios de Estados Unidos, dos de Japón y al Instituto Cavanilles de la Universitat de València.

Actualmente se sabe que en el cerebro adulto, incluida la especie humana, existen células madre capaces de producir nuevas neuronas. Sin embargo, los mecanismos de migración son poco conocidos en el cerebro adulto ya desarrollado por su gran complejidad.

En los ratones, una gran parte de estas nuevas neuronas se forman en unas paredes alrededor de grandes cavidades –denominadas ventrículos laterales–, donde se almacena el líquido cefalorraquídeo. Desde estas paredes, las nuevas neuronas migran organizadas en largas cadenas de células hacia los bulbos olfatorios, pero hasta la publicación del estudio del profesor García Verdugo se desconocían los mecanismos que dirigen dicha migración.

Así, las células que tapizan los ventrículos –denominadas células ependimarias– generan de forma continua corrientes del líquido cefalorraquídeo. Este flujo de líquido, perfectamente sincronizado por dichas células, arrastra varios factores producidos por otras células –conocidas como Plexos Coroideos–, que se ubican en el interior de los ventrículos.

En este trabajo, García Verdugo y sus colaboradores demuestran que la dirección del flujo y estos factores son esenciales para conducir a las nuevas células hacia su destino en los bulbos olfatorios, puesto que, si se altera la dirección del flujo o los factores, la migración hacia los bulbos olfatorios queda bloqueada.

Se trata de un trabajo de investigación básica, que intenta ir descifrando el complicado lenguaje que emplean las células para comunicarse entre sí, apuntaron las mismas fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *