El centro de La Aliseda (Jaén) para la cría en cautividad del lince ibérico comenzará a funcionar en primavera

Los linces en cautividad se encuentran en una “excelente” condición física de cara a la próxima temporada de cría

SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)

El Centro de Cría del lince ibérico en las instalaciones de La Aliseda, en Jaén, comenzará funcionar en la próxima primavera, probablemente en el mes de mayo, uniéndose de esta forma a los recintos donde ya se desarrolla este pionero programa, el centro de El Acebuche en Huelva y el Zoobotánico de Jerez de La Frontera (Cádiz), según avanzaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Medio Ambiente.

Así, el futuro centro de cría en Jaén cuenta con un total de 11 instalaciones de 1.250 m2 cada una a las que se sumarán en breve otras 11 o 12 en la 2ª fase. El centro, además de los cercados para reproductores, dispone de instalaciones para cría de cachorros, cuarentena, clínica veterinaria, laboratorio, quirófano, oficinas y dos casas para alojar tanto al personal encargado como a las visitas esporádicas.

El programa de cría se desarrolla en la actualidad en el Centro de Cría de El Acebuche, con capacidad para 11 ejemplares y en el Zoobotánico de Jerez, con siete instalaciones de diferentes tamaños que pueden ser utilizadas como cuarentena, para mantenimiento de cachorros o para albergar tanto a cachorros o jóvenes como a ejemplares subadultos. El zoo tiene previsto construir dos instalaciones para ejemplares reproductores, según informa el Boletín de Plan de Cría en Cautividad del Lince que elabora el equipo de protección de esta especie en peligro de extinción.

De otro lado, el lince macho nacido el pasado año en cautividad, Brezo, tras ser separado de su madre en el mes de octubre, ocupa uno de los tres voladeros del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Acebuche que han sido acondicionados recientemente para albergar linces. Por su parte, la hembra nacida en cautividad, Brisa, también será separada de su madre en breve, dejando a Saliega sola antes de que dé comienzo la temporada de cría del 2006, según informa el boletín.

En cuanto al estado sanitario y reproductor de todas las hembras del Centro de Cría de El Acebuche (CCEA), el citado boletín señala que todas las hembras se hallan en excelente condición física. No obstante, de cara a la temporada de cría de este año sólo tres hembras, Saliega y Aura (cuatro años) y Esperanza (5 años), estarán en edad óptima para la reproducción. Además de las tres hembras en edad óptima para la reproducción, el Programa de Conservación Ex-situ cuenta con tres hembras de dos años, Aliaga y Adelfa en El Acebuche y Artemisa en el Zoobotánico de Jerez, aunque tienen dos años y se considera que es una edad temprana para la reproducción. Sin embargo, existen algunos casos de hembras que se han reproducido a esa edad en la naturaleza.

En lo relativo a los machos del Plan de Cría, Almoradux (dos años) en el Zoo de Jerez y Garfio (cinco años), Jub (cinco años),

Fran (cuatro años), Cromo (tres años) y Brezo (un año) en el Acebuche, se encuentran en excelente forma física. Por ello, en l Acebuche, de cara a la estación reproductora, ha comenzado la socialización entre los machos y hembras.

METAS DEL PLAN

Las dos metas principales del Programa de Cría en Cautividad consisten en asegurar a corto plazo la conservación del material genético de la especie y crear, a medio y largo plazo, nuevas poblaciones de lince ibérico a través de programas de reintroducción. Esto implica el mantenimiento de 60 reproductores en cautividad, cuyos cruces se seleccionaran de modo óptimo para evitar la endogamia, así como la preparación de animales para su reintroducción a partir del año 2010. Para cubrir debidamente las necesidades de espacio del Programa de Cría será necesario incorporar centros adecuados para la reproducción y el mantenimiento de ejemplares de lince ibérico.

Se recomienda que estos centros dispongan de capacidad para albergar al menos 12 ejemplares de lince ibérico, preferiblemente 16. Se prevé la necesidad de contar con al menos tres centros exclusivos en el plazo de cinco años. Este tipo de centros deberían albergar, entre todos, un mínimo de 40 reproductores, aproximadamente el 67 por ciento del total de la población cautiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *