Innova.- Investigadores de la UJA demuestran que el aceite de oliva protege “mejor” de las infecciones que el de pescado

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

El grupo de investigación de la Universidad de Jaén (UJA) “Microbiología e Inmunología” ha realizado un estudio “pionero” en España, que demuestra que una dieta rica en aceite de oliva suministrada a ratones protege “mejor” de las infecciones, a diferencia de los alimentados con aceite de pescado.

En un comunicado remitido a Europa Press, Andalucía Investiga, el programa de divulgación científica de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, indicó que algunas dietas lipídicas están implicadas en la reducción de ciertas funciones inmunes.

Así pues, diversas investigaciones han resaltado los efectos beneficiosos del aceite de pescado en enfermedades inflamatorias y autoinmunes, puesto que reducen ciertas funciones del sistema inmunológico que defiende nuestro cuerpo frente a los microorganismos, bacterias y virus.

De esta forma, estos investigadores han estudiado en los últimos doce años la acción del aceite de oliva sobre las funciones inmunes, determinando que este aceite posee propiedades antiinflamatorias, modula el desarrollo de las células del sistema inmune, así como la producción de factores sintetizados por estas células, con el propósito de eliminar el agente invasor.

En definitiva, mejora la respuesta inmune en modelos experimentales que han sido infectados con un patógeno, eliminando a los agentes foráneos con mayor eficacia.

CELULAS TUMORALES

El equipo de expertos de la UJA ha puesto de manifiesto que, si una dieta basada en aceite de pescado anula cualquier proceso inflamatorio, la acción inmunosupresora de estas dietas puede tener efectos adversos sobre la resistencia inmune del individuo frente a enfermedades de naturaleza infecciosa.

Así, el responsable de la línea de investigación, Gerardo Álvarez de Cienfuegos, destacó la importancia de la respuesta inflamatoria puesto que defiende frente a las agresiones ya sean de tipo externo, producidas por virus o bacterias o interno que se originan dentro de nuestro propio organismo, como la proliferación de células tumorales.

De los resultados obtenidos por los investigadores de la UJA se deduce que los roedores alimentados con aceite de oliva están más protegidos frente a las infecciones bacterianas que los alimentados con dietas basadas en aceite de pescado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *