La Universidad de Seúl confirma que Hwang manipuló los resultados de todas sus líneas celulares

SEUL, 29 (EUROPA PRESS)

Un comité de nueve miembros nombrado por la Universidad Nacional de Seúl para investigar al científico Hwang Woo Suk anunció hoy que todos sus resultados en lo relativo a creación de células madre eran falsos. El comité comparó el ADN de cinco líneas celulares que Hwang guardaba en su laboratorio con el de sus supuestos donantes y comprobó que no coincidían.

Hwang, profesor de veterinaria de la Universidad estatal, presentó hace una semana su dimisión, tras descubrirse que había manipulado al menos una parte de los resultados de su investigación sobre células madre.

Aquel trabajo, publicado en “Science” en mayo, pretendía demostrar que había logrado producir 11 líneas celulares –cultivos de células madre– a partir de embriones humanos clonados. Además, se aseguraba que los embriones clonados se habían obtenido de donantes enfermos, lo que abría aún más las puertas a tratamientos “a medida” para estos enfermos.

Pese a presentar su dimisión, Hwang aseguró sin embargo que si se practicaban análisis de ADN a cinco líneas celulares que guardaba en su laboratorio se comprobaría que él y su equipo sí disponían de la tecnología necesaria para producir células madre a partir de embriones clonados de pacientes.

Sin embargo, tras realizar las pruebas, el comité concluyó que las cinco líneas celulares proceden de células madre ordinarias, no procedentes de un embrión clonado sino de óvulos fertilizados en el Hospital MizMedi, colaborador habitual de Hwang, según anunció la decana de la Universidad responsable de Investigación, Roe Jung Hye.

“Nuestro dictamen es que el equipo de Hwang no tiene datos científicos para probar su afirmación de que ha producido células madre a medida de los pacientes”, añadió, según recoge la agencia Yonhap. Este resultado será incluido en el informe final del comité, previsto para mediados de enero.

Este comité está analizando también otros supuestos logros científicos del equipo de Hwang, como el anuncio –también publicado en “Science”– de la primera clonación de un embrión humano, o el caso de Snuppy, presentado por el científico en agosto como el primer perro clonado.

Además, avanzó que el panel pedirá una investigación penal de algunos aspectos del caso, como la acusación de Hwang de que alguien debió de cambiar las líneas celulares que él había logrado obtener. El propio científico ya ha recurrido a la justicia para denunciarlo. No obstante, las investigaciones judiciales no empezarán hasta que el comité universitario termine su trabajo.

La investigación con células madre está llena de incógnitas e implicaciones éticas, pero han creado esperanzas porque pueden evolucionar en células de cualquier tejido del cuerpo. Células madre confeccionadas “a medida” de los pacientes podrían servir para regenerar tejidos y órganos dañados y así avanzar en el tratamiento de males como el alzheimer y la diabetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *