Observan por primera vez los rayos X de baja intensidad que emiten las auroras boreales en el Polo Norte

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Centro Espacial Marshall de la NASA en Alaska (Estados Unidos) han observado por primera vez los rayos X de baja intensidad que emiten las auroras boreales en el Polo Norte. Las conclusiones de su estudio se publican en “Journal of Atmospheric and Solar-Terrestrial Physics”.

Los científicos han escaneado la región del Polo Norte de la Tierra desde el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA. Los resultados muestran que la aurora boreal también desprende luz de rayos X, creando arcos luminosos cambiantes de energía de rayos X sobre la superficie de la Tierra.

Los expertos explican que mientras otras observaciones de satélite han detectado con anterioridad los rayos X de alta energía de las auroras terrestres, las últimas observaciones de Chandra revelan rayos X de baja energía por primera vez durante la actividad boreal.

Los investigadores utilizaron Chandra para observar la Tierra diez veces durante un periodo de cuatro meses en el año 2004. Las imágenes fueron creadas a partir de escáneres de 20 minutos durante los que Chandra fue dirigida a un punto fijo del cielo y el movimiento de la Tierra transportó las regiones áureas a través de su campo de visión. Los científicos ya sabían que la aurora cambia de forma drástica a lo largo del tiempo, y este también es el caso de la luz de rayos X.

Según los científicos, las auroras son producidas por las tormentas solares que desprenden nubes de partículas cargadas energéticamente. Estas partículas se desvían cuando encuentran el campo magnético de la Tierra, pero en el proceso se crean grandes voltajes eléctricos. Los electrones atrapados en el campo magnético de la Tierra son acelerados por estos voltajes y descienden a lo largo del campo magnético en las regiones polares. Allí colisionan con los átomos de la atmósfera y emiten rayos X. Chandra también ha observado una destacada actividad auroral sobre Júpiter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *