Los rayos x podrían ser una seria alternativa a los tratamientos tradicionales contra el cancer de pulmón

WASHINGTON, 21 (EP/AP)

Los rayos X podrían ser útiles en la detección del cáncer de pulmón en sus etapas iniciales, cuando es más fácil de combatir, pero este método también es propicio para evitar muchas alarmas falsas, preocupaciones y gastos innecesarios, según los resultados preliminares de un estudio publicados el martes.

Sin embargo, todavía queda por comprobar si la posible detección se traduciría en un menor índice de mortalidad.

Más de 150.000 personas participaron en la investigación, que fue financiada por el gobierno y que apareció el martes en la Publicación del Instituto Nacional del Cáncer (NIC, por sus siglas en inglés).

De éstas personas, sólo 77.000 fueron sometidas a rayos X. Los médicos detectaron irregularidades en 5.991, casi un 9%. Luego de que fueran sometidas a otros exámenes, a 206 se les hicieron biopsias y finalmente, 126 fueron diagnosticadas con cáncer de pulmón, un 2% de las personas que presentaron irregularidades.

Algo importante es que el 44% de los diagnosticados sufrían del mal en sus etapas iniciales, indicó el doctor Martin Oken del Centro de Cáncer Hubert H. Humphrey.

Sin embargo, el número de falsas alarmas fue considerable y estos casos frecuentemente conllevan costos y preocupaciones innecesarias. En algunos casos también se pueden presentar problemas adicionales de salud a causa de las pruebas médicas.

“Ese puede ser un riesgo que vale la penar tomar si uno sabe que el cáncer de pulmón podría ser detectado lo suficientemente temprano como para salvarle a uno la vida”, dijo la doctora Christine Berg, una de las especialistas del NCI, que es uno de los patrocinadores del estudio.

“Pero, desafortunadamente, el cáncer de pulmón es una enfermedad sumamente agresiva y necesitamos comprobar que vamos a tener un impacto en los índices de mortalidad”, añadió.

Este año, más de 172.000 estadounidenses serán diagnosticados con cáncer de pulmón, el más mortífero de todos los que existen en la nación. La mayoría morirá dentro de unos dos años porque el mal generalmente es diagnosticado en las etapas más avanzadas. Pero si los tumores son detectados temprano, el índice de supervivencia se incrementa considerablemente. El problema es que todavía no existe ningún método comprobado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *