ESA y EUMETSAT esperan que mejore el tiempo en Guayana Francesa para poder lanzar el satélite Meteosat MSG-2

DARMASTADT (ALEMANIA), 21 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, María García)

Los técnicos y directivos de la Agencia Europea del Espacio (ESA) y la Organización Europea de Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT) confían en que las condiciones meteorológicas mejoren en la base de Kourou (Guayana Francesa) para poder lanzar el segundo satélite Meteosat de segunda generación (MSG) a las 23.33 hora peninsular española como está previsto.

El director de vuelo del Ariane 5 que colocará el satélite en órbita, Nigel Head, aseguró esta tarde en rueda de prensa que “todo está preparado para el lanzamiento pero en estos momentos las condiciones meteorológicas en Kourou no permitirían el lanzamiento, ya que hay un fuerte viento en la dirección contraria a la requerida”. No obstante, “confiamos en que mejoren”, añadió.

La directora de la misión MSG, Eva Oriol-Pibernat, explicó a Europa Press que los vientos están soplando en dirección a la ciudad de Cayenne y por motivos de seguridad para la población en estas condiciones no se realizaría el lanzamiento. Además, si los vientos son demasiados fuertes podrían desviar el lanzador de la trayectoria y no poder situar el satélite en la órbita adecuada. Sin embargo, las últimas predicciones parecen indicar que los vientos se calmarán y el lanzamiento se efectuará a la hora prevista. En caso de que no pudiera efectuarse a las 23.33 horas habría que posponerlo hasta mañana, ya que la ventana de lanzamiento para situar el satélite en la órbita correcta sólo está disponible 28 minutos.

Los satélites de meteorología de segunda generación como el MSG-2 envían información e imágenes cada 15 minutos, en vez de cada media hora como los de primera generación de Meteosat; proveen datos en 12 longitudes de onda diferentes en lugar de en tres; ofrecen el doble de resolución geométrica y transmiten datos 10 veces más rápido, explicó Oriol-Pibernat.

El primer Meteosat de segunda generación se lanzó en 2002, y se prevé contar un un total de cuatro para tener una cobertura meteorológica completa en 2018, explicó el director de Operaciones e Infraestructura de la ESA en rueda de prensa. El Ariane 5 también lanzará esta noche un satélite multifuncional de la Organización India de Investigación Espacial (ISRO), el Insat4A, destinado a telecomunicaciones, televisión y meteorología. Oriol-Pibernat indicó que “sólo estará operativo un MSG, mientras que el otro permanecerá en la reserva, ya que ambos son idénticos”.

La separación del Meteosat segunda generación de su lanzador Ariane 5 tendrá lugar 36 minutos después del lanzamiento, cuando se espera recibir su primera señal en el Centro de control de la Agencia Europea del Espacio (ESA) y la Organización Europea de Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT) en Darmstadt (Alemania), donde se realizará el seguimiento de las primeras fases en la vida de este satélite para EUMETSAT. Posteriormente, EUMETSAT se encargará de las operaciones del MSG-2.

El MSG-2 cuenta con instrumentos de alta resolución que toman imágenes de la Tierra e imágenes de infrarrojos, así como datos del clima terrestre como de nubes, vapor de agua u ozono. Las aplicaciones de los datos meteorológicos que enviará el MSG-2 incluyen predicciones para servicios nacionales, para aviación y transporte marino y terrestre; monitorización climática; validación de modelos de clima; circulación oceánica; detección de incendios forestales; mapas agrícolas y vegetales; cobertura de hielos y nieves; contaminación; vertidos marinos; y detección de huracanes y erupciones volcánicas, expuso el científico de la ESA Paul Ingmann.

MSG-2 enviará la información al Centro de Control en Darmstadt (Alemania), desde donde se procesarán los datos sobre vientos atmosféricos, temperaturas de la superficie marina o humedad del aire, entre otros, y se enviarán a los usuarios y servicios meteorológicos como el español.

En 1977 se lanzó el primer satélite de predicción meteorológica, y desde entonces EUMETSAT y ESA han cooperado en mejoras como incorporar hasta 12 canales espectrales, en vez de los tres iniciales, y diversidad de aplicaciones en monitorización del clima y el medio ambiente.

Los satélites MSG forman parte del programa de satélites meteorológicos geoestacionarios diseñado para observar el tiempo y predecir fenómenos extremos como huracanes o ciclones con más exactitud. El coste del programa asciende a 1.300 millones de euros durante 12 años. La construcción de los satélites corre a cargo de Alcatel Espacio y un consorcio de 50 subcontratas de 13 países europeos.

MEJORAR LA PREDICCIÓN

Los satélites geoestacionarios transmiten información regularmente y orbitan alrededor de la Tierra a la misma velocidad que nuestro planeta, por lo que parecen estar situados fijos encima de un punto, en este caso, el MSG-2 se situará encima del Golfo de Guinea. Desde esta posición puede obtener imágenes de Europa, África, parte del Océano Índico y el Océano Atlántico.

El jefe de Meterología de EUMETSAT, Johannes Schmetz, indicó que los satélites geoestacionariuos pueden ayudar a analizar el cambio climático, pero no pueden determinar el cambio del clima del planeta ya que sólo observan una parte de la Tierra.

Oriol-Pibernat expuso que “la predicción en tiempo real mejorará con este MSG ya que ofrecerá información más detallada” y se podrán seguir así fenómenos como las tormentas tropicales que afectaron este otoño a las Islas Canarias. La primera imagen del MSG-2 se recibirá en febrero y si todo va como está previsto estará operativo en julio de 2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *