Un equipo de la USAL descubre nuevas neuronas en los vertebrados implicadas en la detección y predicción de sonidos

La investigación, realizada también por neurocientíficos de Washington, se publica en el “European Journal of Neuroscience”

SALAMANCA, 15 (EUROPA PRESS)

Un equipo de neurocientíficos de las universidades de Salamanca y Washington descubrieron un nuevo tipo de neuronas en el cerebro de los vertebrados que responden de manera específica y exclusiva a los “sonidos nuevos” en el ambiente, que permiten ignorar aquellos repetitivos o más predecibles.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Universidad de Salamanca (USAL) estas neuronas, denominadas “neuronas novelty”, podrían estar involucradas en dirigir la atención a sonidos inesperados para evocar reflejos muy rápidos actuando como un mecanismo de control de entrada (filtro), lo cual serviría para evitar que información banal llegase hasta la corteza auditiva y nos permitiría ignorar sonidos que no demanden nuestra atención.

El profesor del Departamento de Biología Celular y Patología de la Universidad de Salamanca y director del equipo investigador español, Manuel Sánchez Malmierca, explicó que a pesar de que hace 20 años se describieron unas neuronas similares en ranas ésta es la primera vez que se demuestra que estas neuronas están presentes en el cerebro de los vertebrados y que se encuentran localizadas en el colículo inferior, “un centro subcortical de gran relevancia en el procesamiento neuronal del sonido”.

El profesor Malmierca, la doctora Covey y el alumno de doctorado David Pérez desarrollaron su investigación empleando ratas como modelo experimental, lo que permite predecir que estas neuronas se encuentren en el cerebro humano.

La iniciativa, que ha tenido una gran repercusión a nivel internacional, descubre cómo estas células nerviosas cesan la descarga de sus potenciales de acción tan pronto como el patrón de estimulación sonora es repetitivo y cómo recuperan su actividad cuando algún parámetro del sonido utilizado como estimulación cambia.

El investigador de la Universidad señaló, además, que las neuronas novelty pueden recordar los patrones de un sonido que se repiten con una determinada frecuencia y realizar tareas cognitivas relativamente complejas, como discriminar un patrón nuevo de otro repetitivo.

Un ejemplo sería cómo estas neuronas ayudarían a ignorar el ruido producido por el motor de un coche mientras conducimos, pero que sin embargo nos alertarían de inmediato si el motor comenzara a producir algún sonido extraño.

PUBLICACION.

La revista científica “European Journal of Neuroscience” recoge los detalles de la iniciativa en su número de diciembre, que explica cómo la fluidez y dominio del lenguaje hablado demanda una estrategia de predicción en la que las “neuronas novelty” estarían involucradas sin la cual, a pesar de que se podría escuchar sílaba a sílaba, no sería posible determinar cuando empieza o termina una palabra.

En este sentido, los investigadores de la Universidad de Salamanca investigarán los procesos neuronales que permiten desarrollar el lenguaje hablado y cómo el cerebro es capaz de recordar un patrón de sonidos y determinar la magnitud de cambio en un sonido para que estas células se activen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *