Trece grandes empresas españolas aportarán 100 millones de euros a la investigación cardiovascular en el CNIC

Zapatero dice que con este “acuerdo histórico”, las empresas no sólo conquistan mercados sino también “el corazón de los españoles”

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Un grupo de trece de las más importantes empresas españolas firmaron hoy en el Palacio de la Moncloa un acuerdo para el desarrollo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), impulsado por el Gobierno, mediante el cual se comprometen a aportar 100 millones de euros hasta el año 2012.

El convenio prevé la creación de la Fundación Pro CNIC para financiar una parte importante del mantenimiento y la actividad investigadora del CNIC, con una aportación en los próximos siete años de 166 millones de euros provenientes de fondos públicos, y de casi 100 millones procedentes de la iniciativa privada.

La firma del acuerdo estuvo presidida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y en el mismo estuvieron presentes la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado; el presidente del Comité Científico del CNIC, Valentín Fuster, así como los presidentes de Telefónica, César Alierta; de la Fundación Ramón Areces, Isidoro Alvarez; de la Fundación Marcelino Botín, Emilio Botín; de Acciona, José Manuel Entrecanales; de Gas Natural, Salvador Gabarró; del BBVA, Francisco González; de Fadesa, Manuel Jove; de la Fundación Endesa, Rodolfo Martín Villa; del Grupo Prisa, Jesús de Polanco; y de la Fundación Abertis, Miquel Roca; el director ejecutivo de la Obra Social de La Caixa, Francisco de Conrado; el consejero delegado de Inditex, Pablo Isla; y el secretario del consejo de administración de Repsol YPF, Luis Suárez de Lezo.

La constitución de esta Fundación para canalizar la ayuda empresarial al CNIC es la actuación empresarial más importante de los últimos años por su importe, relevancia social, grupo de empresas que la componen y resultados previstos. En este sentido, el presidente del Gobierno afirmó que se trata de un “acuerdo de carácter histórico”, subrayando que refleja “uno de los mejores momentos del país”.

Así, Zapatero indicó que las empresas se comprometen aún más socialmente, y España se pone como meta el liderazgo internacional en la investigación biomédica. “Este acuerdo responde al compromiso y alto nivel de responsabilidad social de las empresas españolas, que conquistan los mercados en el mundo y ahora también el corazón de los españoles”, dijo.

A su juicio, el esfuerzo común del Gobierno y las empresas servirá para que el CNIC se convierta en una institución líder en un campo de especial importancia para la salud de los ciudadanos como las enfermedades cardiovasculares, que constituyen en la actualidad la primera causa de muerte en España.

Zapatero resaltó el sólido panorama de la investigación de las ciencias biomédicas en España, cuyos avances tendrán aplicación directa en la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos. En este sentido, afirmó que España lidera el crecimiento económico y la creación de empleo en la UE, y el compromiso es liderar también el campo de la investigación para alcanzar los objetivos de la Estrategia de Lisboa.

ESFUERZO DE TODOS EN LA I+D+I.

Por su parte, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, señaló que iniciativas como ésta forman parte del deseo de unir una estrategia de salud pública, el fomento de la investigación en este campo y la implicación de la sociedad. A este respecto, dijo que el impulso de la I+D+i debe sumar los esfuerzos de las Administraciones Públicas, las universidades y las empresas.

Finalmente, el presidente del Comité Científico Externo de Asesoramiento y Evaluación del CNIC, Valentín Fuster, agradeció la confianza depositada en él para un proyecto de tanta envergadura, y recalcó que la integración del Estado y la sociedad civil en el mismo es única en Europa y en Estados Unidos. Por último, dijo que el CNIC no es un un fin en sí mismo, sino un instrumento que debe unirse a los demás medios para impulsar la investigación y descubrir investigadores jóvenes con talento.

El CNIC, dependiente del Instituto de Salud Carlos III, conectará la investigación básica con la aplicada, promoviendo la interacción de los investigadores con hospitales y pacientes para conseguir que los resultados de proyecto se traduzcan en mejoras en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y en patentes rentables para el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *