El cerebro de los músicos tiene un “oído” distinto que el del resto de la población, según un estudio

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El cerebro de los músicos tiene un “oído” distinto que el del resto de la población, según un estudio científico promovido por la Obra Social “La Caixa” y CRC Corporació Sanitária. Al parecer, los músicos y las personas sin experiencia musical procesan la música de una forma muy distinta a nivel cerebral.

Las imágenes en tiempo real y en tres dimensiones que los autores del estudio han registrado mediante resonancia magnética funcional (RMf) muestran que las zonas que se activan ante la música y su localización son muy distintas entre ambos colectivos, por capacidad innata pero también por el aprendizaje y entrenamiento recibidos.

Mediante una exploración con RMf se compararon las reacciones que producía escuchar la sinfonía “Desde el Nuevo Mundo”, de Antonin Dvorak, en el cerebro de una violinista que conocía la pieza con las de una persona que no la había escuchado nunca.

Los resultados mostraron que en la persona sin experiencia musical se activaba la zona neural relacionada con la percepción auditiva, mientras escuchaba la pieza. Pero en el caso del violinista, además se “encendían” de forma espectacular las regiones relacionadas con las emociones, la melodía y el canto.

El neurólogo de CRC Corporació Sanitária-Instituto de Alta Tecnología, Jesús Pujol, aseguró que “cada uno escuchaba una melodía de forma diferente y de acuerdo con sus capacidades cerebrales y al entrenamiento que había recibido”.

En el caso de la violinista, “ella oía la pieza y la cantaba interiormente, a la vez que la reproducía mentalmente con los dedos, una sensación mucho más completa que la persona profana en el mundo de la música”, según Pujol.

Este trabajo científico forma parte de la exposición “¡Música!…¡Más música!” que actualmente se expone en el CosmoCaixa, el Museo de la Ciencia de la Obra Social “La Caixa” en Madrid, y que explora las relaciones entre la ciencia y la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *