Científicos españoles descubren que un fármaco para la enfermedad de Alzheimer reduce la muerte neuronal en animales

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Un equipo de científicos de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), dirigido por el catedrático de Farmacología Antonio García, ha descubierto que un fármaco para la enfermedad de Alzheimer, la galantamina, reduce la muerte neuronal en animales en un 60%.

Según explicó hoy a un grupo de periodistas el profesor Antonio García, director del Instituto Teófilo Hernando de la Facultad de Medicina de la UAM, la enfermedad de Alzheimer no tiene curación, pero los remedios farmacológicos ayudan a retrasar la muerte neuronal.

En este sentido, señaló que el seguimiento durante cuatro años de muchos pacientes tratados con galantamina ha permitido observar un retraso en el progreso de la enfermedad entre 12 y 18 meses, lo cual es compatible con los hallazgos logrados con animales en laboratorio sobre los efectos neuroprotectores de este fármaco.

El profesor Antonio García subrayó que más importante que paliar los síntomas de la enfermedad es evitar la muerte neuronal, es decir, producir neuroprotección farmacológica, algo que ya se comprobó con la galantamina el pasado año “in vitro” y se publicó en las revistas “Neuropharmacology” y “Neuroscience Letters”.

Ahora, según indicó la profesora Manuela García López, subdirectora de Investigación Preclínica del Instituto Teófilo Hernando, se ha extendido la investigación a modelos “in vivo” de animales. De esta manera, los científicos observaron que induciendo una isquemia cerebral existe una muerte importante de neuronas vinculadas a los procesos de formación de la memoria, lo que no ocurrió con los animales tratados con galantamina.

Este fármaco es un inhibidor de la acetilcolinesterasa con un doble mecanismo de acción, ya que incrementa los niveles de acetilcolina y ejerce un efecto modulador sobre los receptores nicotínicos del cerebro, que juegan un papel importante sobre la atención, la memoria y el aprendizaje.

MAYOR COSTE SOCIAL QUE ECONOMICO.

La enfermedad de Alzheimer ocupa el tercer puesto en cuanto a gasto sanitario en España, tras el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, con una media de 18.000 euros por paciente y año (unos 9.000 millones de euros anuales).

No obstante, como aclaró el profesor Antonio García, el coste social de la enfermedad, que provoca un “deterioro progresivo”, es mucho más elevado que el económico, ya que los enfermos de Alzheimer “rompen” la estructura de la familia. “Desde que se diagnostica la enfermedad hasta que fallece vive un promedio de diez años, mucho tiempo para los cuidadores, que se estresan, pierden su vida social y su calidad de vida –añadió– puesto que no existe una estructura social ni sanitaria para el cuidado de estos pacientes”.

Asimismo, advirtió que la tendencia va en aumento, dado el progresivo envejecimiento de la población. Así, la incidencia a los 65 años es de un 5%, y a los 85 años de un 25%, y se prevé que la prevalencia se triplique en los próximos 30 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *