Clima- La cumbre de Montreal se cierra con el acuerdo formal de prolongar el Protocolo de Kioto más allá de 2012

EEUU sigue manteniéndose al margen y sólo participará en un diálogo sobre acción conjunta contra el cambio climático pero sin compromisos

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La Cumbre del Clima de Montreal, en la que han participado más de 150 países, se clausuró esta madrugada con la decisión de lanzar las conversaciones formales de cara a prolongar los compromisos del Protocolo de Kioto más allá de 2012, fecha en la que expira este documento que sienta las bases para la reducción de los gases con efecto invernadero a la atmósfera, aunque Estados Unidos seguirá manteniéndose al margen.

El Gobierno del presidente George W. Bush, que rechaza introducir recortes a las emisiones de gases con efecto invernadero según lo estipulado por el Protocolo de Kioto, aceptó sólo una propuesta menor para entrar en un “diálogo” mundial exploratorio sobre los pasos futuros para combatir el cambio climático y que rechaza específicamente “las negociaciones que lleven a nuevos compromisos”.

De hecho, la postura estadounidense durante la reunión ha sido fuertemente criticada por el ex presidente Bill Clinton, quien consideró que la Administración Bush está “completamente equivocada” cuando afirma que la reducción de las emisiones de gases contaminantes dañaría seriamente la economía norteamericana. Con un “esfuerzo serio y disciplinado” para desarrollar tecnologías destinadas al ahorro de energía, “podríamos alcanzar y sobrepasar los objetivos de Kioto fortaleciendo a la vez nuestra economía”, dijo Clinton.

El presidente Bush, desde su llegada a la Casa Blanca, anunció que Estados Unidos no acataría los recortes de emisiones que impone Kioto, pese a ser el principal país contaminante del mundo, y se quejó de que importantes países en desarrollo como India o China no están incluídos en el protocolo. Este documento estipula una reducción del 5% respecto a los niveles de emisión de 1990 para 35 países para 2012.

Aunque se ha logrado un acuerdo de último minuto, las dos semanas que ha durado la cumbre no han servido para resolver las diferencias de Washington con Europa –los 25 países miembros de la UE figuran entre los que han ratificado el protocolo–, Japón y otros países firmantes del Protocolo de Kioto. Esta cita era la primera después de que el protocolo, que estipula recortes concretos por países de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera para 2012, entrara en vigor el pasado mes de febrero.

Según señaló hoy la presidenta de la conferencia, la ministra canadiense de Medio Ambiente, Stephane Dion, “se han tomado decisiones clave en varias áreas”. “El Protocolo de Kioto se ha puesto en marcha y ha comenzado un diálogo sobre la acción futura”, añadió, subrayando que las decisiones tomadas en Montreal representan un “mapa para el futuro, el Plan de Acción de Montreal”.

Por su parte, el director en funciones de la Secretaría de la ONU para el Cambio Climático –organizadora del evento–, Richard Kinley, resaltó que además de “mejorar la Convención (sobre el Cambio Climático de la ONU) y Kioto” se ha establecido un plan “que fija el camino para la acción futura sobre el cambio climático”.

DECISIONES EN MONTREAL

Entre las principales decisiones acordadas en Montreal destaca el establecimiento de un grupo de trabajo para discutir los compromisos futuros de los países desarrollados para después de 2012 que comenzará a trabajar a partir del próximo mayo. En este grupo participarán los países parte del Protocolo.

Asimismo, se ha acordado iniciar un diálogo sobre los distintos puntos de vista estratégicos respecto a la acción conjunta contra el cambio climático, que se desarrollará a través de talleres en los que analizarán las acciones necesarias para responder al reto del cambio climático, según explica la Convención en su comunicado final. En este diálogo, que no estipula negociaciones futuras concretas, es en el que Estados Unidos se ha comprometido a participar.

Además, durante la primera semana de la cumbre se aprobó el manual del Protocolo de Kioto, algo que, según Kingley, supone “un paso histórico” que ha establecido el marco para la aplicación del mismo. También se ha fortalecido el “mecanismo de desarrollo limpio” que permite a los países desarrollados invertir en proyectos de desarrollo sostenible en países en desarrollo con el fin de “deducirse” emisiones de gase de sus cuotas permitidas. De hecho, los países desarrollados se han comprometido a financiar con 13 millones de dólares este mecanismo para el periodo 2006-2007.

En Montreal, según destaca la Convención de la ONU, también se ha lanzado el segundo mecanismo de Kioto, la “Aplicación Conjunta”, que permite a los países desarrollados invertir en otros desarrollados, en especial en el centro y este de Europa y por tanto “deducirse” emisiones de dióxido de carbono que pueden utilizar para cumplir con sus compromisos de reducción de emisiones.

Otro importante avance ha sido la creación del comité de conformidad que servirá para garantizar que los países parte de Kioto cuentan con un régimen claro de responsabilidad a la hora de cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones de gases. También se ha adoptado un programa de trabajo a cinco años sobre la adaptación a los cambios climáticos y los países participantes se han comprometido a adoptar nuevas medidas para la promoción del desarrollo y de la transferencia de tecnologías.

VALORACION DE LOS ECOLOGISTAS

El WWF, una de las principales organizaciones conservacionistas mundiales, considera que Montreal ha supueso “un gran avance, ya que los gobiernos han sentado las bases para negociar futuras reducciones de emisiones más allá de 2012”. “El sentido común ha prevalecido y los ministros están listos para hablar de nuevas reducciones de emisiones”, destacó la directora del Programa Internacional de Cambio Climático de WWF, subrayando que “ahora todos saben que el Protocolo de Kioto es la única vía aceptable para combatir el cambio climático”.

“El cambio climático es real, las soluciones existen y es hora de que el mundo avance colectivamente hacia su solución”, añadió, considerando que “el planeta es el gran vencedor, a pesar de los esfuerzos de la Administración Bush, y de la Federación Rusa, por ralentizar el proceso de lucha contra el cambio climático”.

Por su parte, Ecologistas en Acción se mostró “satisfecha” por el “acuerdo de mínimos” alcanzado en Montreal de fortalecer el Protocolo de Kioto “para evitar el bloqueo de Estados Unidos”. No obstante, la ONG lamenta en un comunicado que “este cambio en el rumbo de las negociaciones se produjo demasiado tarde como para avanzar suficientemente en acuerdos que ayuden a paliar los efectos del cambio climático”. En todo caso, pide “adoptar decisiones claras hacia la reducción de emisiones”.

Mientras, Greenpeace considera que “el Protocolo de Kioto es más fuerte hoy que hace dos semanas”. La ONG denuncia que, “tal como era de suponer, la Administración Bush ha intentado socavar el proceso, aunque estuviera fuera de las negociaciones, pero el resto del planeta ha mostrado resolución en seguir adelante sin ella”.

En cuanto a España, la ONG considera que ha tenido “un indudable papel en las negociaciones” con Latinoamérica e insta al Gobierno español a que “se comprometa a cumplir los objetivos de la primera fase del Protocolo de Kioto, apostando de forma más ambiciosa por el ahorro energético y las energías renovables”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *