Innova.-Científicos andaluces detectan los genes causantes del síndrome metabólico que padece el 30% de los niños obesos

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

Científicos del grupo de investigación “Bioquímica de la Nutrición” de la Universidad de Granada (UGR) han detectado los genes causantes del síndrome metabólico en niños obesos, enfermedad que se caracteriza por un conjunto de alteraciones como elevados niveles de triglicéridos, de ácido úrico y de insulina, así como hipertensión arterial y reducción del colesterol bueno y que afecta al 30 por ciento de los niños obesos.

Fuentes de Andalucía Investiga, el programa de divulgación científica de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, explicaron a Europa Press que estos expertos han seleccionado 64 genes candidatos, es decir, aquellos que se expresan de forma diferente en los chavales que están predispuestos a padecer el síndrome metabólico.

Así, estos científicos granadinos han detectado los 64 genes candidatos, es decir, aquellos que se expresan de forma diferente en los chavales que están predispuestos a padecer el síndrome metabólico.

El ser humano cuenta con el mismo número de genes, sin embargo existen diferencias en las secuencias, es decir, en el orden de colocación de las moléculas, que dan lugar a caracteres distintos en los individuos, por lo que los investigadores han detectado esta expresión diferencial de los genes de los niños obesos que tienen síndrome frente a aquellos que no lo padecen.

Los expertos, que han utilizado una muestra de niños obesos y otros normales para su estudio, observaron que se dan casos de niños con sobrepeso que están predispuestos a padecer el síndrome. Así, aún no han establecido las causas de esta susceptibilidad, aunque todo apunta a los denominados polimorfismos génicos, unas secuencias de genes particulares del individuo que le confieren determinados caracteres.

En el caso del síndrome, una serie de polimorfismos en varios genes interaccionando con el medio ambiente darían lugar a la aparición de la enfermedad en un grupo de niños, mientras que los polimorfismos de otros individuos, no darían lugar a esa interacción, asegura este grupo.

Una vez detectados los genes, el siguiente paso consistió en localizar los polimorfismos mediante el estudio del ADN para encontrar las secuencias relacionadas con la susceptibilidad ante el síndrome y establecer así tratamientos terapéuticos adecuados.

DIAGNOSTICO PRECOZ

Con estos resultados, estos granadinos pretenden diseñar un chip de ADN para el diagnóstico precoz de individuos susceptibles que ya se aplica en enfermedades como el cáncer y consiste en una pequeña placa de vidrio dividida en cuadrículas donde se introducen sondas de ADN, es decir, secuencias de genes específicas.

Actualmente, el 12,6 por ciento de los niños españoles son obesos, un porcentaje que ha ascendido de forma “alarmante” en las últimas décadas, ya que en 1984 sólo un 4,8 de los niños españoles tenían sobrepeso.

De esta forma, los expertos apuntan que la susceptibilidad de padecer el síndrome metabólico es genética, pero la enfermedad aparece cuando esos genes interaccionan con una situación ambiental desfavorable, como una vida sedentaria o la ingesta elevada de energía, que dan lugar a la acumulación de grasa.

Así las cosas, los científicos abogan por un tratamiento de la obesidad infantil integrado en el que se impliquen los médicos, la familia, la escuela, las instituciones y las industrias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *