La disfunción eréctil podría utilizarse como indicador precoz de futuras enfermedades, segun expertos

COPENHAGUE (DINAMARCA), 5 (De la enviada especial de Europa Press, Lucía Barrera)

La disfunción eréctil puede jugar un papel de indicador precoz de enfermedades futuras que puede jugar la disfunción eréctil (DE) debido a que esta patologia afecta a los vasos sanguíneos y por tanto podría ser marcador de una cardiopatía, según opina el presidente de la Sociedad internacional Men”s Health and Gender, Siegfried Meryn.

“Varios estudios demuestran que 3 o 4 años antes de tener una cardiopatía coronaria entre el 30 y el 40 por ciento de los hombres ya tenían dificultades de erección. Si tenemos en cuenta que la DE afecta a los vasos sanguíneos, esta patología podría tenerse en cuenta como marcador precoz de enfermedades posteriores”, explicó Meryn durante la primera jornada del VIII Congreso de la Sociedad Europea de Mecidina Sexual (ESSM), que se celebra hasta el 7 de diciembre en Copenhague.

“Ademas, también debemos tener en cuenta que la mitad de los hombres con mas de cinco años de diabetes diagnosticada tienen DE”, subrayó.

Asimismo, los expertos participantes en el congreso coincidieron al recalcar la importancia de un cambio de concepción en el tratamiento de la DE en cuanto a la necesidad de comunicación entre la pareja para tratar el problema y la conveniencia de que la otra persona se implique en la patología.

En este sentido, el laboratorio Bayer presentó la campaña “Strike up a Conversation” (Hablemos), cuya embajadora es la actriz Jerry Hall, y que pretende fomentar que la DE sea un problema de dos y no solo del hombre que la padece.

“El perfil del hombre con dificultades de erección es de 40 a 50 años con un estado saludable, que se encuentra en la flor de la vida pero que piensa que su autoestima saldra perjudicada si reconoce su problema”, afirmó John Dean, secretario general de ESSM. A veces la DE genera tantos problemas en la pareja, apunto, que cuando llega el momento del tratamiento ya son insalvables.

De este modo, las encuestas demuestran que el 43 por ciento de los hombres se informan de DE en los medios de comunicación, pero el 54 por ciento aseguran que es su pareja la que le proporciona la información.

Por ello, los expertos coincidieron en la importancia de un cambio de mentalidad de la sociedad para permitir tratar la DE sin que esto supoga un trauma para los que la padecen. Debe ser un efecto combinado, aseguro Meryn, no solo por la comunicacion con la pareja sino también con la potenciación de la educación sexual en los colegios.

Ademas en esta nueva perspectiva, los médicos deben tambien iniciar una conversación acerca de este posible problema en los hombres que pasan por su consulta. “Todo médico debería preguntarle a su pacientes varones con diabetes o cardiopatías acerca de sus posibles problemas en las relaciones sexuales ya que uno de cada tres pacientes con insuficiencia cardíaca tiene problemas de este tipo”, prosiguió Meryn.

EL “VITAL SEXUAL”

Por otra parte, durante la jornada, los expertos acuñaron el término del “hombre vitalsexual”. Esta concepción se refiere a un hombre preocupado por la importancia de la espontaneidad en sus relaciones sexuales y por la satisfacción de su pareja al que no le importa medicarse para solucionar una patología como la DE. “Cada vez son mas frecuentes”, puntualizó Dean.

Asi durante el congreso se reiteró la relevancia de que millones de europeos mantengan una vida sexual insatisfactoria y sin embargo ignoren la causa de ello a pesar de la disminución en su calidad de vida que esto conlleva. Ademas de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes, la depresión y el estrés influyen notariamente en la DE. Se calcula que con el envejecimiento poblacional las cifras de DE se multiplicarán por dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *