Expertos advierten del “impacto devastador” del aumento del nivel del mar previsto para el siglo XXI

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

El director del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Cádiz, Rafael Mañanes, advirtió, durante su intervención en la Semana de la Ciencia de la Universidad Católica de Valencia (UCV), del “impacto devastador” que puede suponer el aumento del nivel del mar previsto para el siglo XXI, que oscilará entre 28 y 98 centímetros, dependiendo de la zona del planeta.

Este experto pronunció hoy una conferencia titulada “El aumento del nivel del mar: indicadores y consecuencias” en la Semana de la Ciencia de la UCV, informaron fuentes del Arzobispado a través de Avan.

Mañanes manifestó que en el siglo XX el aumento global registrado se situó entre 10 y 20 centímetros e indicó que “por cada milímetro que sube el nivel del mar se produce un retroceso de la costa, por término medio en el mundo, de 1,5 metros”. No obstante, añadió, “todo depende del tipo de costa ya que el impacto es mayor cuanto más baja sea”.

Asimismo, el experto en física aplicada aseveró que “si continúa esta progresión, el aumento del nivel del mar por el deshielo de los polos implicará en un futuro la desaparición de gran parte de las ciudades costeras, así como del funcionamiento de los puertos, la agricultura e industrias y la habitabilidad de las ciudades” lo que, dijo, supone un “problema socioeconómico de gran magnitud”.

Por ello, Rafael Mañanes apuntó que “aunque los cambios son lentos resulta cada vez más urgente sensibilizar a la población y a los gobiernos del uso de una tecnología limpia”. Entre las causas que provocan el aumento del nivel del mar, destacó el incremento de la temperatura del mar, la contaminación, la emisión de gases invernaderos.

La Semana de la Ciencia de la Universidad Católica, que concluyó en la tarde de ayer, contó con la participación de expertos en Ciencias del Mar que abordaron la pérdida de biodiversidad del Mediterráneo y la erosión y protección costera, entre otros temas.

BIODIVERSIDAD

Así, el profesor de Investigación del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB), Enrique Macpherson, alertó de la “enorme pérdida de biodiversidad que sufre el Mediterráneo desde hace 50 años por lo que habría que proteger, como mínimo, el 20 por ciento de nuestras costas”, aseguró.

El investigador advirtió también de que “en 15 años se ha perdido el 80 por ciento de la biomasa o masa de los seres vivos de determinadas comunidades o ecosistemas mediterráneos” y explicó que “gran parte de la pérdida de biodiversidad se debe al exceso de construcción en la costa”, tras lo que precisó que “no sólo son dañinas las construcciones en la arena de la playa sino también algunas de zonas ubicadas más al interior”.

Macpherson apuntó que las depuradoras y las obras en las costas son causa “importante” de la regresión de especies endémicas del Mediterráneo como la posidonia oceánica y varias especies de algas cistoseiras “que se encuentran en aguas poco profundas pero que juegan un mantenimiento básico en la biodiversidad mediterránea”.

El experto de la CEAB manifestó que “es alarmante la rapidez en la destrucción” y explicó que “la posidonia y las cistoseiras son especies estructurales que deben ser protegidas, ya que son indicadores de biodiversidad”. Por todo ello, Macpherson señaló que ha apostado por dedicar esfuerzos a la educación medioambiental “desde edades muy tempranas”.

Por otra parte, la directora de medio ambiente de la empresa Inema Ingenieros Asesores, la geógrafa Ana María Blázquez Morilla, advirtió de la “preocupante regresión de las praderas de posidonia oceánica en el litoral de la Comunidad Valenciana y de forma más evidente en Alicante”.

La posidonia oceánica es una planta acuática endémica del Mediterráneo que, además de ser fuente de vida como generadora de oxígeno, protege el litoral de las corrientes marinas y “evita, en gran medida, la erosión de nuestras costas”, subrayó.

Blázquez, que pronunció una conferencia en el campus de Valencia-Santa Úrsula en el marco de la Semana de la Ciencia sobre “La plataforma litoral valenciana”, aseguró que la regresión de la posidonia se debe principalmente a la “pesca de arrastre, que pese a estar prohibida todavía se practica”, y a la “elevada contaminación debido a los vertidos y focos que van directos al mar, en muchos casos, sin pasar por depuradoras” .

La geógrafa resaltó, además, el efecto perjudicial de la “elevada expansión urbanística” en la costa de la provincia de Alicante “ya que muchas de sus urbanizaciones no tienen depuradoras y vierten directamente al mar”.

Asimismo, señaló Blázquez durante su intervención, la “gran mayoría de las obras de ingeniería que se realizan en la costa tienen su efecto en el litoral”, por lo que añadió que “espigones, ampliaciones de puertos o regeneraciones de playas deberían tener en cuenta un desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente”.

Blázquez manifestó que “todo es una cadena y la construcción de embalses también afecta por el escaso aporte sedimentario y, por tanto, por la erosión que se produce en la costa que, a su vez, obliga a regenerar la playa con arena procedente de fondos marinos más susceptibles de erosión”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *