Espacio.- Una sonda japonesa consigue posarse con éxito sobre un asteroide

TOKIO, 23 (EP/AP)

Una sonda exploradora ha conseguido posarse sobre la superficie de un asteroide, según informó hoy la Agencia Espacial japonesa (JAXA) a pesar de un anterior anuncio de que la nave había fracasado en el intento.

Los funcionarios de JAXA habían indicado el pasado domingo que la sonda “Hayabusa”, cuya misión era aterrizar brevemente en el asteroide, para recoger material de su superficie y traerlo de vuelta a la Tierra, no logró descender sobre el asteroide “Itokawa” después de maniobrar a varios metros de su superficie.

No obstante, la Agencia Espacial nipona aseguró hoy en un comunicado que los datos recibidos confirmaron que la sonda había aterrizado el pasado domingo en el asteroide y permanecido durante una media hora en su superficie. No obstante, la sonda no logró tomar material del asteroide, explicó JAXA.

“Hayabusa” descendió el domingo a unos 17 metros de la superficie, en cuyo momento el control de la misión perdió contacto con la sonda durante unas tres horas, habían afirmado los funcionarios de JAXA.

Sin embargo, tras analizar los datos recibidos, la agencia confirmó que la sonda se posó en el asteroide a unos 30 metros del lugar previsto inicialmente para el descenso, según la nota.

Los funcionarios de JAXA estaban analizando aún los datos y mañana decidirán si intentan un segundo descenso este viernes, según anotó el portavoz de la agencia, Seiji Koyama.

La misión ha sufrido ya una serie de dificultades. Un intento de aterrizaje había sido suspendido previamente este mes, cuando hubo problemas para encontrar un lugar para el descenso, y un pequeño explorador robótico, lanzado por la sonda, se perdió en el Espacio. “Hayabusa” también tuvo problemas mecánicos con uno de sus tres giróscopos, pero luego el aparato fue reparado.

La sonda fue lanzada en mayo de 2003 y tiene hasta diciembre antes de salir de órbita para comenzar su viaje de 290 millones de kilómetros de regreso a la Tierra. Está previsto que “Hyabusa” aterrice en una zona desértica de Australia en junio de 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *