Europa.- Presentado en Barcelona el “supercomputador”, el más potente de Europa

BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y la ministra de Educación, Maria Jesús San Segundo, inauguraron esta tarde el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), que alberga el superordenador “MareNostrum”, el más potente de Europa y octavo en el ranking mundial.

El BSC-CNS, gestionado por un consorcio formado por el Ministerio de Educación y Ciencia, la Generalitat y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), inició su andadura a principios de año y se puso en funcionamiento de forma oficial el pasado mes de abril.

Así, la principal herramienta del BSC-CNS es el “supercomputador”, adquirido por la empresa IBM en marzo de 2004 y que está instalado en la antigua capilla de la Torre Girona de una iglesia datada en 1920 y anexa al rectorado de la UPC. En total, se trata de una superficie de 2.181,20 metros cuadrados.

Al término de una visita guiada de cerca de media hora, Maragall destacó que la máquina es la “clave de un país que funciona” y supone un “paso cualitativo para la ciencia española y catalana”, que está en la “primer línea de investigación europea”.

Por su parte, la ministra San Segundo remarcó que el “supercomputador” “refleja cómo la colaboración de administraciones puede poner grandes instalaciones al servicio de la comunidad científica”. También resaltó el “equipo humano de primer orden” del BSC-CNS “abierto a la colaboración científica y empresarial al servicio de todos los investigadores”.

En este marco, San Segundo anunció un aumento del 25% de la inversión en la convocatoria de proyectos en 2006 “para atender a grupos de investigación de larga trayectoria y proyectos jóvenes de calidad”. Según la ministra, esta inversión será de 375 millones de euros.

Por su lado, el director del BSC-CNS, Mateo Valero, indicó que esta instalación supone un “modelo de investigación de alta calidad a seguir” con el fin de “crear riqueza”.

DISEÑO DE AVIONES Y DE COCHES.

Algunas de las aplicaciones de la máquina pasan por la fabricación de aviones, “coches más fiables, más seguros”, “diseñar fármacos, predecir el tiempo” y “prevenir y curar enfermedades”, según explicó Valero, quien apuntó que hasta el momento han utilizado la infraestructura hasta 70 grupos de investigación.

Asimismo, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha realizado en las instalaciones un estudio sobre las afectaciones de las turbulencias en las alas de un avión durante el vuelo para mejorar la seguridad del aparato.

Algunos de los proyectos del “supercomputador” para el próximo año se proponen “simular la evolución del universo a un mejor nivel que el que se ha conseguido hasta ahora” y también “las partes de un avión”, en colaboración con las empresas del sector.

El “supercomputador”, integrado por casi 5.000 procesadores unidos, es capaz de realizar 40 billones de operaciones por segundo, lo que significa que “en una hora es capaz de hacer lo que un computador normal hace en un año”, según resaltó Mateo a la vez que ensalzó no sólo la potencia de la máquina, sino su “importante memoria”.

Mateo afirmó que la máquina ,con un presupuesto anual de seis millones de euros al año, centra su investigación en la “ciencia computacional, las ciencias de la vida y las ciencias de la tierra”. A su vez destacó que estas investigaciones permitirán el “diseño de nuevos procesadores y hacer realidad la medicina personalizada”.

SEGUNDO “SUPERCOMPUTADOR”, 25 VECES MÁS RÁPIDO.

Valero también señaló la intención del centro –donde trabajan un centenar de personas– de crear un segundo “supercomputador”, que será 25 veces más rápido y que podría estar listo dentro de tres años.

Por su parte, la presidenta de IBM España, Amparo Moraleda, anunció una inversión anual de la compañía de 3.000 euros euros, al tiempo que señaló la “larga historia de colaboración” que ha precedido la puesta en marcha de este “prodigio tecnológico”, nacido de una “estrecha colaboración entre administración, empresa y universidad”.

Además, el conseller de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información de la Generalitat, Carles Solá, señaló que es un “auténtico motivo de satisfacción” y enumeró distintas acciones del Gobierno catalán en materia de investigación y desarrollo.

Entre otras, remarcó el gasto en formación en investigación en empresas, la creación de un consorcio de transferencia de conocimientos científicos entre las universidades y la empresa privada y la creación de 30 centros de investigación con más de 1.000 investigadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *