Una ingeniera desarrolla una vacuna en plantas de tabaco para combatir un virus que afecta a los cachorros de perro

PAMPLONA, 17 (EUROPA PRESS)

La ingeniera agrónoma Andrea Molina Azcona ha desarrollado una vacuna en plantas de tabaco para combatir el parvovirus canino, un virus que produce gastroenteritis hemorrágica y que puede originar miocarditis a los cachorros de perro, según recoge en su tesis doctoral, defendida recientemente en la Universidad Pública de Navarra.

Esta vacuna se produce mediante la transformación del cloroplasto de la planta de tabaco y que, dado su alto rendimiento, puesto que con una única planta se pueden producir 500 unidades vacunales, podría ser comercialmente factible, según explicó esta ingeniera.

En el trabajo doctoral, titulado “Transformación plastidial de tabaco para la producción de un anfígeno vacunal frente al parvovirus canino”, se detalla que el parvovirus es una enfermedad que produce gastroenteritis hemorrágica y que puede producir miocarditis. Los cachorros más pequeños son los que más sufren de shock y muerte, que puede sobrevenir en cuestión de días después de haberse declarado la enfermedad.

En concreto, en Navarra suele haber uno o dos brotes al año, uno de ellos después de Navidad, “coincidiendo con el trasiego de cachorros de un lugar a otro”. Los elevados índices de morbilidad y mortalidad asociados a esta enfermedad pueden reducirse notablemente con tratamiento y vacunas preventivas, agregó esta ingeniera.

Estas vacunas, en su mayoría, se basan en virus atenuados, que para que no sean tan virulentos se someten a algún tratamiento con calor o con algún producto químico.

Sin embargo, la vacuna que ha desarrollado Andrea Molina está hecha con proteínas producidas en plantas transgénicas, en concreto en plantas de tabaco, “que son unas de las que más fácilmente se transforman”, señaló. Además, para la producción de las proteínas necesarias, en vez de modificar el ADN del núcleo de las células vegetales, se ha transformado el ADN del cloroplasto, introduciendo el gen que tiene la proteína deseada.

Andrea Molina Azcona (Burgos, 1974) es ingeniera agrónoma por la Universidad Pública de Navarra y ha desarrollado su investigación doctoral en el Instituto de Agrobiotecnología, centro mixto de la Universidad y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Ha participado en dos proyectos de investigación con financiación pública y es coautora de cuatro artículos y cuatro pósteres científicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *