Zapatero dice que el “esfuerzo presupuestario” en I+D+i “no tiene precedentes” con un aumento del 30,9% en 2006

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó hoy en el Senado que el “esfuerzo presupuestario” en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que realiza el Ejecutivo “no tiene precedentes” y recordó el aumento del 27 por ciento en el presupuesto de este año, respecto del del año pasado, y un 30,9 por ciento de incremento en 2006 en I+D civil, y excluyendo los créditos blando el presupuesto en I+D civil se incrementará en 2006 el 27,6 por ciento, “la cifra más alta que se recuerda”. “Más recursos, más colaboración y un fuerte compromiso en tecnología”, resumió el presidente.

Rodríguez Zapatero dijo que “no sólo se trata de recursos, sino de focalizar actuaciones para dar un salto significativo” en acciones como “consorcios estratégicos nacionales de investigación técnica para estimular colaboración público-privada, un fondo de fondos que invertirá en fondos de capital riesgo que apuesten por empresas tecnológicas, un fondo estratégico de infraestructuras científicas y tecnológicas y la incorporación de 900 nuevos investigadores en tres años”.

El presidente del Ejecutivo apostó por la “coordinación y el compromiso con las CCAA, apoyo a universidades y a los investigadores, y al sector privado” en el ámbito de la I+D+i. “España tiene como reto fundamental para su progreso económico superar el retraso que tenemos en I+D+i en relación con la media europea y aumentar de manera considerable el porcentaje de inversión sobre el PIB tanto del sector público como de participación de las empresas privadas”, expuso el presidente del Gobierno.

Entre los problemas que tiene España en I+D+i, Rodríguez Zapatero destacó la “insuficiente masa crítica, débil dimensión privada y una deficiente colaboración entre sector público y sector privado, y un importante retraso en la sociedad de la información”.

Para hacer frente a estas carencias, el Gobierno presentó el Programa Ingenio 2010, que pretende “duplicar el porcentaje de inversión en I+D+i en PIB pasando del 1,05 por ciento actual al 2 por ciento en 2010; aumentar la contribución del sector privado pasando del 48 en 2003 al 55 por ciento en 2010; y alcanzar la media europea de los 15 en porcentaje de PIB destinado a tecnologías y de la comunicación, pasando del 4,8 en 2004 al 7 por ciento de 2010”.

Por otra parte, en relación con la coordinación Gobierno y CCAA y mapa de infraestructuras, Rodríguez Zapatero recordó que la próxima Conferencia de Presidentes se dedicará a I+D+i “con el objetivo de unir esfuerzos, repasar el desequilibrio territorial y aumentar la colaboración entre Gobierno y CCAA y de comunidades autónomas entre sí”.

CIENCIA Y RELIGIÓN

Por su parte, el senador de la Entesa Catalana de Progrés Carles Josep Bonet comenzó su intervención diciendo: “Ante la episcopal y ecuménica manifestación del sábado estuve tentado de sustituir la pregunta, el dilema era ciencia o religión, y opté por la ciencia, creo que iluminado por el Espíritu Santo, porque lo necesita más que la religión”.

“En la Europa de los 15 vamos destacados en subvenciones a la Iglesia, sin embargo estamos en los puestos de cola en recursos a la ciencia”, afirmó Bonet. España presenta “una baja inversión en I+D, con muy baja participación empresarial, en patentes, proyectos inversión y en personal investigador en las empresas”, recordó el senador.

Bonet llamó la atención sobre la falta de conectividad del sector universitario con sectores económicos, ya que la inversión empresarial en I+D es del 48 por ciento, mientras que en la UE es del 55 por ciento. Además, “en el sector público, el número de investigadores es considerable pero la incidencia de sus actividades en el entorno económico es mínima”, dijo.

Finalmente, el senador de la Entesa Catalana del Progrés pidió que se vincule a las pequeñas y medianas empresas y a los institutos de investigación y a las universidades; y que haya más colaboración porque ahora es “escasa” entre el Gobierno y las comunidades autónomas. “Hay todavía inercias centralistas y nadie puede pretender hacer reinos de taifas, pero tampoco el centralismo va a arreglar nada”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *