Los registros de médula ósea disponen ya de 10 millones de donantes en todo el mundo

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

Los 90 registros de médula ósea disponen ya de 10 millones de donantes en todo el mundo, de los cuales 53.000 están en España. A pesar de estas cifras, España “todavía está lejos de lo que sería deseable y que sería llegar a los 250.000 donantes”, aseguró hoy el director de la Fundación Josep Carreras, Enric Carreras.

La Fundación Josep Carreras es una entidad privada, creada por el tenor Josep Carreras, que gestiona y financia el Registro de Donantes de Médula Ósea, y que tiene un acuerdo con el Ministerio de Sanidad y Consumo y con todas las comunidades autónomas.

El registro de donantes de médula ósea de España está en la sexta posición del ránking de Europa y Estados Unidos, por detrás de Alemania, EE.UU, Italia, Bélgica y Francia.

Estos donantes son personas voluntarias que no están emparentadas con las personas que necesitan recibir un trasplante de progenitores hematopoyéticos, células madre que se extraen de la médula ósea, aseguró el vicepresidente de la Fundación Josep Carreras, Ciril Rozman.

La mayoría de personas que necesitan este tipo de trasplantes sufren leucemia aguda o leucemia miloide crónica. La principal dificultad es encontrar un donante compatible, ya que se calcula que el 70% de pacientes no tiene un familiar que pueda ser un posible donante.

La probabilidad de encontrar un donante que no sea familiar es de 1 por cada 20.000 a 1 por cada 40.000 habitantes. A pesar de las trabas, la Fundación Josep Carreras tarda una media de 50 días para encontrar un posible donante, con el apoyo de los otros registros del mundo.

Hay dos métodos para realizar donación de médula ósea: una se obtiene a través de distintas punciones en la parte posterior de los muslos, algo que suele durar dos o tres horas y que requiere de anestesia general, y otra que se trata de extraer las células procedentes de la médula ósea de la sangre.

Para este último proceso, denominado donación de progenitores hematopoyéticos por sangre periférica, el donante “no necesita someterse a una anestesia general y sólo recibe cuatro días antes una vacuna para estimular la médula ósea”, según Carreras.

Pueden ser donantes de médula ósea las personas sanas de entre 18 y 55 años de edad. El 80% de donantes de médula ósea es también donante de sangre, aunque también hay familiares de afectados que después se convierten en donantes.

La Fundación Josep Carreras se financia directamente de los donativos de socios y de la recaudación de los conciertos benéficos que realiza el tenor catalán, que precisamente hoy hace 18 años que ingresó en un hospital de Estados Unidos para someterse a un trasplante y superar la leucemia que le habían diagnosticado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *