Gripe.- Luc Montagnier dice que el mejor modo para luchar es “actuar sobre el sistema inmunitario”

AVILES, 9 (EUROPA PRESS)

El investigador francés Luc Montagnier, uno de los descubridores del virus del Sida, quiso restar hoy dramatismo a una posible pandemia de la gripe aviar. “El miedo es inevitable, pero no se debe sentir pánico”, ha señalado antes de recomendar “prevención” y “actuar sobre el sistema inmunitario, persistir en que la persona esté en buen estado de salud, que tome medidas higiénicas”.

“Nunca me canso de insistir en la prevención como mejor modo de actuar contra cualquier enfermedad infecciosa, también para el Sida”, dijo el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 2002.

De hecho, insistió en la necesidad de reforzar estas medidas preventivas en un continente como en África. “Nada es más barato que lavarse las manos o mantener la higiene”, señaló. “Es la prevención menos costosa”.

En ese sentido, y en relación al Sida, Montagnier resaltó la progresiva reducción del precio de los tratamientos. “En el caso del Sida son falsas las críticas a la industria farmacéutica, que ha bajado en un 50% el precio de los fármacos”, comentó.

No obstante, destacó que, especialmente en Europa, el gasto sabitario se destine en una alta proporción precisamente a la industria farmacéutica, “que subvenciona la investigación gracias a un precio alto de sus medicamentos en los países desarrollados”, por lo que insistió en “promover la prevención para no necesitar esos medicamentos”.

Montagnier ha llegado hoy a Avilés, donde mañana participará en un debate encuadrado en los actos del veinticinco aniversario de los Premios Príncipe de Asturias. El debate tendrá lugar en el teatro Palacio Valdés y en él intervendrán además el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2004; Jean Daniel, el premio de Cooperación Internacional 2002, Jerónimo López; el filósofo francés Régis Debray, y el expresidente poortugués y premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional de 1995, Mario Soares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *