Los medicamentos basados en biología molecular han aumentado un 30% la supervivencia de enfermos de cáncer en cinco años

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Los medicamentos basados en la biología molecular han aumentado la supervivencia en enfermos de cáncer entre un 20% y un 30% en los últimos cinco años, según aseguró hoy el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario San Carlos de Madrid, Eduardo Díaz-Rubio.

Según explicó el doctor Díaz-Rubio durante la presentación de la obra “La nueva oncología médica: Aportación de la biología molecular en el diagnóstico y tratamiento del cáncer”, desde el año 2000 se encuentran en el mercado hasta nueve fármacos que provienen de la investigación en biología molecular, y que se están utilizando para tratamientos de algunos tumores en fases avanzadas, como leucemia mialoide crónica, sarcomas gastrointestinales, linfomas, y cáncer de mama, colon, pulmón o riñón.

Además, se espera que en los próximos años se produzca una gran revolución de la biología molecular con la aparición de nuevos medicamentos que permitan cambiar el pronóstico de muchos cánceres que actualmente tienen una elevada tasa de mortalidad.

A juicio de este experto, las bases del tratamiento, diagnóstico y profilaxis del cáncer se encuentran en la biología molecular, ya que se ha demostrado que estos medicamentos, que potencian los efectos de la radioterapia, pueden curar hasta doce tipos distintos de tumores con metástasis, y en otros casos pueden alargar la supervivencia y mejorar la tolerancia por parte del paciente.

A diferencia de la quimioterapia, que está orientada a la destrucción de las células tumorales, los nuevos medicamentos basados en la biología molecular se dirigen al control de la división y la proliferación celular, con lo que se puede llegar a cronificar distintos tipos de tumores durante gran parte de la vida del paciente.

“TRATAMIENTOS A LA CARTA”.

Entre las ventajas de la biología molecular, destacó que permite tratamientos individualizados, “a la carta”, dentro de unos estándares de protocolización para garantizar los objetivos de equidad, de manera que se puede conocer qué personas responden a qué medicamentos, y quiénes presentan mayor riesgo de padecer un tipo de neoplasia.

El doctor Díaz-Rubio resaltó que España se encuentra a la cabeza de Europa en cuanto a investigación clínica y nivel asistencial en oncología, aunque cree que aún se pueden lograr mejores resultados, por lo que reclamó a las autoridades sanitarias una mayor inversión en investigación, así como más tiempo de formación de los MIR para que puedan involucrarse en la investigación.

Asimismo, defendió la investigación clínica en seres humanos, dentro de los márgenes marcados por la ética, ya que permite a los pacientes oncológicos adelantarse tres o cuatro años a la comercialización de estos medicamentos.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Alfredo Carrato, recalcó el carácter preventivo de la biología molecular, ya que permite identificar grupos de población más susceptibles ante un posible tipo de cáncer.

Igualmente, indicó que la biología molecular es el mejor instrumento para neutralizar los tumores, y recordó que un 10% de los cánceres diagnosticados en España tienen un origen desconocido. “Al enemigo hay que conocerle de cerca para poder vencerle”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *