Un equipo de La Paz consigue por primera vez reparar la vía biliar destruida de un bebé con cirugía mínimamente invasiva

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Un equipo de cirujanos infantiles del Hospital Universitario La Paz de Madrid ha logrado, por primera vez en España, reparar una vía biliar destruida de un bebé utilizando laparoscopia, un procedimiento quirúrgico que se caracteriza por ser mínimamente invasivo, es decir que se basa en pequeñas incisiones en lugar de las amplias disecciones de la cirugía abierta, y que conlleva por tanto una recuperación más rápida.

En concreto, el equipo de cirujanos infantiles formado por los doctores Manuel López Santamaría, Nuria Leal Hernando y Francisco Hernández Oliveros han conseguido restituir el flujo biliar en el pequeño paciente, que de no haberse operado hubiera tenido una cirrosis biliar que hubiera desembocado en un trasplante hepático, ya que no podía eliminar la bilis al intestino.

Sin embargo, según explicó a Europa Press el doctor López Santamaría, gracias a esta intervención, que tuvo lugar hace un mes aunque se hizo pública hoy, el bebé, de dos meses, se recupera ya en domicilio.

El pequeño paciente padecía una grave dolencia llamada atresia de vías biliares, que es un proceso inflamatorio poco frecuente (afecta a uno de cada 10.000 o 15.000 nacidos vivos, lo que supone medio centenar de casos en España) en el que una vía biliar extrahepática, previamente formada, se destruye y el paciente no puede eliminar la bilis al intestino. Con la intervención quirúrgica, que en este caso se ha realizando utilizando la denominada “técnica de Kasai”, se coloca un asa de intestino delgado para que haga las funciones de vía biliar.

Aunque en el hospital La Paz se realizan alrededor de diez casos al año de pacientes de su área de referencia, más otros tantos procedentes de otros puntos de España en donde la cirugía ha fracasado previamente, es la primera vez que la intervención de hace utilizando laparoscopia.

“La cirugía tradicional es también un procedimiento bastante complejo; lo que ocurre es que hacerlo con laparoscopia requiere un entrenamiento en esta técnica y un conocimiento importante en cirugía hepatobiliar”, explicó el doctor López Santamaría, que avanzó que a partir de ahora en los casos que tengan que tratar en La Paz van a seguir utilizando este novedoso procedimiento.

El especialista explicó que esta técnica presenta, entre otras ventajas, que “si fracasa, como es a través de unos trocares (instrumentos quirúrgicos) de 3 milímetros solamente, se puede empezar por cirugía abierta, y luego es muchísimo menos agresiva que la vía convencial”.

Por otro lado, la técnica de Kasai facilita el proceso quirúrgico de un posible trasplante hepático en caso de ser necesario porque evita las adherencias propias de la cirugía tradicional. De hecho, esta intervención no elimina por sí sola la posibilidad de realizar posteriormente un trasplante.

“La técnica de Kasai tiene un índice de buenos resultados del 50 por ciento. El hacerlo por laparoscopia no mejora esos resultados, pero proporciona al paciente las ventajas propias de la cirugía laparoscópica, que es mínimamente invasiva, y hace más sencillo, en caso de necesitarse, un futuro trasplante hepático, lo que está muy relacionado con el resultado de dicho trasplante”, apunta López Santamaría.

POCAS EXPERIENCIAS SIMILARES EN EL MUNDO

Por otra parte, el cirujano explicó que existe “poca experiencia” a nivel mundial en la realización de este tipo de proceso quirúrgico, siendo actualmente un grupo del Hospital Garrahan de Buenos Aires (Argentina) el que más experiencia tiene en este terreno. “Se hace en muy poquitos sitios”, dijo.

Según datos de la Consejería de Sanidad de Madrid, La Paz es el primer hospital de España en trasplantes hepáticos infantiles, ya que realiza el 50 por ciento de todos los que se realizan en el país. Además, en resultados “La Paz se puede comparar con cualquiera de los mejores hospitales norteamericanos y europeos puesto que, a los 8 años, el índice de supervivencia del niño trasplantado hepático alcanza el 96 por ciento”.

En concreto, el equipo de trasplantes pediátricos del hospital La Paz acaba de superar los 400 trasplantes hepáticos infantiles. El primer trasplante hepático infantil realizado en La Paz se llevó a cabo el 31 de enero de 1986.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *