China.- Alrededor de 1,5 millones de chinos son descendientes directos del abuelo del fundador de la dinastía Qing

LONDRES, 2 (EUROPA PPRESS)

Un estudio que investiga la inusual predominancia de una serie particular de genes en China determinó que 1,5 millones de habitantes de este país tienen un antepasado en común. Todos serían descendientes directos de Giocangga, el abuelo del emperador Nurhaci, quien fundó la dinastía Qing.

El alto número de descendientes de Giocangga, que se concentran principalmente en el noreste de China y Mongolia, sería el resultado de las muchas esposas y concubinas que tuvieron sus hijos.

El doctor Chris Tyler-Smith, especialista en genética del Instituto Sanger de Reino Unido, fue quien realizó el sorprendente hallazgo después de investigar una serie de genes en el cromosoma masculino, el “Y”.

El investigador declaró a la BBC que estos genes aportaban un “apellido genético” de la familia a la que pertenecían cada uno de los hombres estudiados.

Los científicos analizaron los genes de unos 1.000 hombres y notaron dos tipos de cromosomas “Y” que eran muy frecuentes. Los especialistas lograron trazar después los orígenes de estos particulares genes al noreste de China y determinaron que databan de hace 500 años.

Un análisis más minucioso reveló que este particular código genético apareció por primera vez poco antes de la dinastía Qing, que emergió en 1.616 y ya había conquistado China en 1.644.

“Enseguida nos dimos cuenta de que en esta época se estaba desarrollando un importante evento histórico: el establecimiento de la dinastía Qing, que conquistó China y gobernó durante cientos de años”, señaló Tyler-Smith.

Según el experto, la nobleza imperial Qing era una clase privilegiada que habría procreado un gran número de niños, y estos descendientes habrían tenido buenas oportunidades para sobrevivir.

En la época de Giocangga la población china rondaba los 100 millones, y los investigadores estiman que un habitante medio de entonces tendría en la actualidad 20 descendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *