Un investigación demuestra que Tutankhamon bebía vino blanco y acaba con la creencia de que en Egipto sólo había tinto

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Hasta ahora se creía que en el Antiguo Egipto sólo se consumían vinos tintos, pero una investigación, financiada por la Fundación para la Cultura del Vino, ha permitido identificar restos de vinos blancos y tintos en las ánforas encontradas en la tumba de Tutankhamon. Asimismo, confirma que el “shedeh”, una bebida muy sofisticada y apreciada, se elaboraba también con uvas.

En el estudio de las muestras arqueológicas procedentes del Museo Británico y del Museo Egipcio de El Cairo se ha utilizado un revolucionario sistema de análisis que permite trabajar a la comunidad científica con cantidades de muestra mínimas.

El faraón, según un comunicado de la Fundación para la Cultura del Vino, consumía vinos elaborados con técnicas muy similares a las actuales. Las ánforas han ofrecido información relativa al año de elaboración, la zona de producción y la propiedad, la calidad y, también, el nombre del viticultor responsable.

El vino tenía una consideración social y económica que le situaba entre las bebidas más preciadas, muy por delante de la cerveza, cuyo coste era diez veces menor. El faraón y los templos eran los grandes propietarios de viñedos. Por ello, en su viaje al más allá, Tutankhamon quiso ir acompañado de los mejores vinos de sus bodegas, elaborados con técnicas prácticamente idénticas a las actuales.

Al descubrir su tumba en 1922, Howard Carter encontró numerosas ánforas de vino con inscripciones relativas a su calidad, cosecha, procedencia y elaborador. Lo que no se sabía, hasta ahora, era si se trataba de vinos tintos o blancos. Tampoco, si el “shedeh”, una bebida a la que se hace referencia en multitud de documentos, era propiamente vino o estaba elaborado a partir de otros frutos como la granada.

El trabajo de investigación estuvo dirigido por María Rosa Guasch, quien a lo largo de los últimos tres años ha estudiado, utilizando un sistema de análisis inédito, residuos sólidos encontrados en el interior de las ánforas de la tumba de Tutankhamon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *