España necesita “diez años de crecimiento continuado al 15%” en la inversión en I+D+I para adecuarse a Europa

Las jornadas técnicas de RedIris reúnen en la Universidad de La Rioja a seiscientos expertos de la red académica y de investigación

LOGROÑO, 26 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Política Científica, Salvador Barberá, apuntó hoy que España necesita diez años de crecimiento continuado en la inversión en investigación y desarrollo tecnológico, al quince por ciento cada año, para converger con Europa. Antes de esa fecha, no obstante, adelantó, en el 2010 “nos colocaremos mucho más cerca de Europa, gracias a los planes del Gobierno central”.

Barberá abrió hoy las jornadas técnicas de RedIris que, a lo largo de esta semana, reunirán en la Universidad de La Rioja a seiscientos expertos, según las previsiones de este centros. En un encuentro posterior con los medios, el secretario general estuvo acompañado del secretario de la Real Academia Española, Guillermo Rojo, quien ofreció una conferencia sobre “Informática y lingúística”.

El responsable de Política Científica definió la RedIris como “un ejemplo de la cooperación a todos los niveles”, ya que es un servicio que nace del Gobierno central pero que está gestionado por las comunidades quienes, a su vez, ceden un papel protagonista a las universidades. RedIris es una red académica y de investigación española que permite difundir estudios a través de la red.

En La Rioja pertenecen a la RedIris la Universidad, donde se encuentra su nodo en La Rioja, el Hospital San Millán y la Biblioteca Central. A través de ella, explicó Barberá, Internet se convierte tanto en objeto como en medio de investigación.

Preguntado acerca de cuándo España se situará a la vanguardia en desarrollo tecnológico, el secretario general de Política Científica destacó el esfuerzo previsto por el Gobierno central para incrementar la inversión en I+D+I paulatinamente hasta que, en 2010, llegue al dos por ciento del PIB.

Sin embargo, pidió paciencia, ya que, según explicó, “no se trata de una tarea de un año o dos” porque “los atrasos no se corrigen en un año”. Preguntado acerca de cuánto necesita España para corregir su retraso afirmó que “diez años de crecimiento continuado al quince por ciento darían una buena cosecha”. Pero añadió: “es una opinión personal”.

En cuanto a los planes del Gobierno, indicó que se ha trazado un horizonte, el 2010, en el que España “estará más cerca de Europa”. En esa fecha, dijo, la inversión en I+D+I llegará al dos por ciento del PIB. Un esfuerzo que, además, señaló, “tiene que completarse con la inversión de las empresas”. Cuando se llegue a esa fecha, añadió, “habrá que hacer otro esfuerzo”.

Por su parte, Rojo, desde el punto de vista de la influencia lingúística de las nuevas tecnologías, destacó la necesidad de que los profesionales de la lengua estén atentos a la introducción de los nuevos anglicismos, según crecen las tecnologías, porque “cuando llevan cuatro años implantados ya no se pueden corregir”.

En este sentido, puso el acento en la responsabilidad de los medios de comunicación a la hora de difundir la adaptación al castellano de palabras como “e-mail”. A su juicio, las nuevas tecnologías pueden enriquecer las lenguas ya que “todas están llenas de palabras que vienen de otro sitio”.

Así, puso por ejemplo la palabra “jardín”, que viene del italiano. Para distinguir si un anglicismo es innecesario, indicó, hay que pensar “si hay alternativa razonable en español”. Señaló cómo, por ejemplo, “no tiene sentido decir resetear”, del inglés “reset”, cuando hay una palabra en castellano que es “reiniciar”. Sin embargo, constató, “nada podemos hacer con las palabras software o hardware, aunque tengan que evolucionar de algún modo”.

Las jornadas de RedIris son una evento anual que ya se ha celebrado en todas las comunidades, excepto Extremadura. A lo largo de esta semana, la Universidad riojana espera reunir a alrededor de seiscientos expertos. El lunes y el martes se celebraron los grupos de trabajo y, desde hoy, tienen lugar las jornadas técnicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *