La vacuna contra el Alzheimer podrá ser probada de nuevo en personas en 2006, según expertos

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La vacuna contra la enfermedad de Alzheimer podrá ser probada de nuevo en personas en 2006, tras haberse suspendido hace cuatro años por los efectos secundarios, si se demuestra su seguridad en los ensayos clínicos en fase I que se están realizando en la actualidad, y que estarán concluidos este año.

Así lo puso de manifiesto hoy el doctor Rafael Blesa, director del Servicio de Neurología del Hospital Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, durante la presentación del “II Encuentro de Expertos en Demencias”, que reúne en la Real Academia de Medicina a relevantes neurólogos nacionales e internacionales para debatir sobre nuevas perspectivas en demencias.

El doctor Blesa mostró su esperanza de la vacuna contra el Alzheimer puede volver a aplicarse a personas el próximo año sin efectos secundarios. A este respecto, recordó que la primera inmunización activa se empezó en 2001, pero tuvo que suspenderse precisamente por los efectos secundarios que produjo en un pequeño grupo de pacientes (18 sufieron encefalitis, y tres de ellos fallecieron).

Tras esa experiencia fallida, Rafael Blesa se mostró confiado en que en esta ocasión no haya efectos secundarios en el desarrollo de anticuerpos. No obstante, indicó que “no hay que correr tanto” como se hizo entonces e intentar otras alternativas, como la inmunización pasiva.

Por otro lado, manifestó su pesar por el aumento “tremendo” de la demencia vascular, que calificó como una lacra que está abatiendo a la población. “En España hay una epidemia tremenda de niños gordos en las escuelas que es una vergúenza nacional”, dijo este experto, que añadió que las lesiones vasculares condicionan la posterior aparición de la demencia.

El doctor Blesa reclamó una mayor especialización y la existencia de unidades de demencias en todas las comunidades autónomas, ya que, exceptuando algunas comunidades autónomas, el nivel medio en España del tratamiento de las demencias se encuentra “muy por debajo de lo exigido a una sanidad pública equitativa”.

AFASIA PROGRESIVA PRIMARIA.

Por otra parte, el doctor Marcel Mesulam, profesor de Neurología y Psiquiatría de la Universidad Northwestern de Chicago y descubridor de la afasia progresiva primaria, explicó que esta demencia primaria es poco prevalente, al contrario que lo que ocurre con la enfermedad de Alzheimer o la demencia vascular, aunque en muchos casos genera problemas más graves al manifestarse en personas menores de 65 años y con una vida más activa.

La afasia progresiva primaria es una demencia focal de causas desconocidas, que se concentra habitualmente en la parte izquierda del cerebro y conlleva una alteración del lenguaje temprana. Aunque en los primeros años no muestra alteraciones en la memoria, personalidad y reconocimiento de objetos o personas, explicó el doctor Mesulam, finalmente evoluciona hacia una demencia generalizada.

Así, esta enfermedad degenerativa comienza con anomia o imposibilidad para encontrar los nombres de las palabras, y en un periodo de entre 5 y 15 años desemboca en imposibilidad de comunicación. Según el doctor Mesulam, por el momento no existe tratamiento médico para esta patología, y lo único que se puede hacer es ayudar a los pacientes y sus familias, mediante logopedia, estimulación, lenguaje de signos o sintetizadores de voz. “Aún quedan por realizar muchos progresos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *