Científicos expertos en climatología consideran el calentamiento global una grave amenaza para Africa

JOHANESBURGO, 20 (EP/AP)

Las consecuencias potenciales del calentamiento global podrían ser devastadoras para Africa, el continente más pobre del mundo. Además, científicos expertos en climatología consideran que los países africanos son los menos preparados para hacer frente al problema.

“Cuando tienen un problema de cambio climático, los países desarrollados simplemente lo resuelven con dinero. En Africa no podemos hacer tal cosa”, sostuvo en una conferencia Luanne Otter, del Grupo de Investigaciones Climatológicas de la Universidad de Witwatersrand. “Es nuestra vulnerabilidad lo que nos diferencia de los países desarrollados”, agregó Otter.

Las temperaturas de la superficie subieron unas seis décimas durante el siglo XX, en lo que representa el mayor incremento de esas mediciones en 1.000 años, según el Panel Intergubernamental de Cambios Climáticos. El panel indicó que 1998 fue el año más caliente que se ha registrado hasta el presente, y datos recibidos del resto del mundo indican que 2005 podría ser aún más caliente.

Los climatólogos afirman que el recalentamiento continuará mientras continúen las emisiones de anhídrido carbónico derivadas de la combustión de combustibles fósiles y de otros gases que se concentran en la atmósfera y crean el llamado “efecto invernadero” al impedir la salida del calor.

Los países africanos producen un porcentaje mínimo de las emisiones, pero ya sufren las consecuencias de los cambios en los patrones climáticos, indicaron investigadores que hablaron en la conferencia de esta semana.

La capa de hielo que cubre la mayor altura de Africa, el Monte Kilimanjaro, ha comenzado a reducirse y a ceder terreno. El proceso de desertización avanza en la región de Sahel, en el noroeste. Las sequías, la inundaciones y otros acontecimientos extremos desde el punto de vista meteorológico se hacen más frecuentes y más severos. Y numerosas especies de plantas y animales han reducido sus ejemplares.

En el famoso Parque Nacional Kruger de Sudáfrica, algunas especies ya están en vías de desaparición, según el profesor Norman Owen-Smith, de la Universidad de Witwatersrand.

El ministro sudafricano de Asuntos Ecológicos, Marthinus van Schalkwyk, instó a Estados Unidos y otros países a firmar el Protocolo de Kioto, que insta a los 35 países más industrializados a reducir en un 5,2% las emisiones de anhídrido carbónico y otros gases respecto a sus niveles de 1990. Las naciones firmantes del protocolo tienen de plazo hasta 2012 para lograr esa reducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *