Damasio dice que memoria, emociones y lenguaje hacen que el organismo humano y su cerebro sean “únicos y especiales”

El Príncipe de Asturias de Investigación Científica admite que las investigaciones del Alzheimer no está a igual nivel que las del Parkison

OVIEDO, 19 (EUROPA PRESS)

El neurólogo Antonio Damasio, premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, aseguró hoy que la memoria, las emociones y el lenguaje indican que el “organismo humano y su cerebro son únicos y muy especiales”. Damasio se encuentra en Oviedo para recoger el próximo viernes el Premio Príncipe de Asturias con el que la Fundación ha reconocido sus aportaciones para el conocimiento de los mecanismos que rigen el funcionamiento del cerebro.

El científico reconoció que existe una profunda discusión sobre si el cerebro humano tiene elementos que son únicos. A su entender, esto es así “no tanto por la calidad, sino por la cantidad”. Damasio argumentó sus pensamientos en el hecho de que el ser humano posea un lenguaje con un sistema de códigos que no emplea ninguna otra especie. Pero además recalcó que “tenemos una memoria prodigiosa” a lo que hay que añadir, según dijo, las emociones. “Cuando tenemos un problema tenemos capacidad de recordar por lo que hemos fracasado y lo que hemos hecho, y al revés”, dijo el neurólogo.

A la pregunta de si será posible descubrir algún día todos los secretos de la mente humana, Damasio recordó que en 1955 nadie esperaba que se descubriera la vacuna contra la poliomielitis ni que se hallase la estructura del ADN. “El enfoque de cómo predecir el futuro en la ciencia es muy complicado”, señaló. Para Damasio, resulta mejor hablar de “oportunidades y posibilidades” que de predicciones.

Damasio, que es actualmente director del Departamento de Neurología de la Universidad de Iowa y profesor del Instituto Salk de Jolla en California, se refirió también a los avances en el tratamiento del Parkinson y el Alzheimer, dos de las enfermedades en las que ha centrado parte de sus investigaciones. Sobre el Parkinson, recordó la revolución que supuso el tratamiento de la patología con la dopamina y otros avances como la posibilidad de recurrir a la cirugía.

“Fueron descubrimientos nuevos que permitieron que pacientes condenados para siempre tuvieran una recuperación importante”, expuso. En cuanto a la cirugía, el neurólogo recordó que el hecho de que se pueda “intervenir el cerebro que permitirá introducir electrodos en el cerebro”. “No estamos al final del camino pero se ha avanzado mucho”, dijo.

En lo concerniente al Alzheimer, reconoció que las investigaciones no “están al mismo nivel” que las del Parkinson, pero confío en que un futuro sea así. “Es muy probable que se alcancen tratamiento”, dijo, aunque se mostró partidario de no crear expectativas falsas a los pacientes.

El investigador agradeció, además, el premio Príncipe de Asturias, y aseguró estar encantado de visitar el Principado para recoger el galardón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *