Biólogos de la UIB descubren en una planta autóctona de Baleares la enzima Rubisco con alto grado de afinidad con el CO2

PALMA DE MALLORCA, 10 (EUROPA PRESS)

Un grupo de biólogos de la UIB ha descubierto en una planta autóctona de Baleares la enzima Rubisco, que contiene un alto nivel de afinidad con el dióxido de carbono atmosférico (CO2), detectado hasta la fecha sólo en plantas superiores, lo que “pone de relieve la importancia práctica del mantenimiento de la biodiversidad de las islas como fuente potencial de riqueza genética”.

Así lo manifestó el profesor Jeroni Galmés, del Grupo de Biología de las Plantas en Condiciones Mediterráneas de la UIB, quien añadió que la enzima Rubisco, detectada en suelo salino de las islas, cataliza la primera reacción de la segunda fase de la fotosíntesis, que conduce a la producción de azúcares a partir de CO2. “La modificación genética de especies cultivables con la enzima aumentaría considerablemente su producción”, agregó.

El grupo de investigadores de la UIB ha constatado que la eficiencia en la captación de CO2 por parte de los vegetales aumenta en aquellas plantas sometidas a condiciones de estrés hídrico que presentan estructuras foliares complejas para hacer frente a la sequía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *