La Agencia Europea del Espacio lanza una misión para conocer los efectos del cambio climático en los Polos

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La Agencia Europea del Espacio (ESA) lanzará mañana sábado, 8 de octubre, a las 17.00 hora peninsular española, desde el cosmódromo ruso de Plesetck, el satélite “CryoSat”, que tiene como misión medir los efectos del cambio climático en los Polos y Groenlandia.

El director de la ESA en España, Vicente Gómez, explicó hoy a Europa Press que la misión tratará de medir las variaciones en el espesor de las capas de hielo en el mar y en tierra de la Antártida, el Ártico y Groenlandia. De esta forma, se quiere establecer “un modelo sobre el comportamiento de nuestro planeta y cómo le influye el cambio climático”.

El “CryoSat” realizará mediciones durante tres años y ofrecerá “datos sobre disminuciones de las masas de hielo debido al calentamiento global”, e intentará saber “cómo las variaciones en el espesor del hielo influyen en las reservas de agua de la Tierra y en el aumento del nivel del mar”, indicó Gómez.

Asimismo, gracias a los datos de este nuevo satélite se podrá conocer mejor “cómo circulan las corrientes oceánicas y cómo se transporta el calor de un lugar a otro de la Tierra”, explicó Gómez, que apuntó que estos datos servirán para conocer mejor sucesos como los huracanes del sur de Estados Unidos y Centroamérica.

Para realizar estas mediciones, el satélite utilizará un sistema de rádar para alturas, con instrumentos de baja resolución o mediciones en bandas alrededor de la Tierra, que permite medir el espesor incluso en pendientes de icebergs o glaciares. “Según los estudios, el hielo disminuye un tres por ciento cada 10 años, por lo que para comprobar estos datos el satélite requiere instrumentos de alta precisión”, indicó Gómez.

El calendario de la misión prevé dedicar los seis primeros meses en órbita a la puesta a punto y calibración de los instrumentos, y después se recibirán los datos de mediciones. Para la puesta a punto de estos instrumentos de medición se compararán los datos que enviará en los primeros meses con los recogidos por científicos directamente en los Polos.

El satélite “CryoSat” es la primera misión del Programa de la ESA “Living Planet” (Planeta vivo), con el que la agencia colabora para entender el proceso del cambio climático en la Tierra. La misión se ha desarrollado en cinco años y el coste ha sido de 135 millones de euros, cinco veces menos que un satélite para comunicaciones.

“CryoSat” se colocará a 88 grados de latitud, es decir, a sólo dos grados del Polo Norte, y alcanzará los 700 kilómetros de la superficie terrestre. El satélite tiene un peso de 700 kilogramos.

El contratista principal para el satélite es EADS Astrium y el contratista principal para los instrumentos es Alcatel Space. Además, han trabajado 31 empresas europeas, entre ellas las españolas Alcatel Espacio que ha elaborado el transpondedor de banda S, para comunicar la Tierra con el satélite; Rimsa ha fabricado una antena de banda X; y GMV y Deimos han trabajado en análisis de la misión, simulación y evaluación del funcionamiento del satélite y construcción de algún equipo del segmento de tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *