Sequía.- El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) tiene inundada sólo el 10 por ciento de su superficie

CIUDAD REAL, 30 (EUROPA PRESS)

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real) cuenta en la actualidad con algo más de 100 hectáreas encharcadas, aproximadamente el 10 por ciento de su superficie habitual, según los datos facilitados por su director, Manuel Carrasco, quien señaló que, a pesar de ello, la calidad del agua es buena.

Carrasco señaló que el caudal “no ha perdido mucha profundidad ya que el descenso del agua es mucho más lento puesto que está más ceñida a los cauces principales de los ríos Guadiana y Cigúela”, y dijo que pese a la escasez, “la calidad del agua ha sido nuestro mejor aliado este año”.

Así, explicó que el agua de las Tablas “no ha tenido ningún problema serio” e insistió que que la calidad es buena, como ha confirmado el seguimiento analítico que se ha realizado, “a pesar de que en ocasiones pueda presentar un aspecto más removido”.

No obstante, Carrasco indicó que si continúa sin llover se incrementarán las preocupaciones para todos, aunque apuntó que mantiene la esperanza “ya que el periodo serio de lluvias tiene que empezar ahora a finales de septiembre y sobre todo el mes de octubre, aún así si no llueve no llegará agua al parque y tendremos que plantearnos la solicitud de alguna derivación”.

AFECTA A LA FAUNA Y LA FLORA

Los principales afectados de esta escasez de agua son las diversas especies de flora y fauna que viven en el Parque. “Los periodos de sequía a la flora le viene fatal”, puesto que muchas especies como la masiega deben estar continuamente encharcadas, explicó y dijo que con la falta de agua también “se reduce la diversidad de especies de fauna, ya que hay menos posibilidades de estancia para determinadas aves”.

Para Carrasco, el problema de la sequía trasciende más allá del parque, dónde no sólo es determinante la superficie inundada, sino que la preocupación “viene del descenso de los niveles freáticos del acuífero que se encargan de alimentar al parque en periodos secos”.

La falta de agua no ha afectado al número de visitas y el director del parque señaló que “hasta junio el estado del parque era relativamente bueno”, por lo que la cifra de visitantes “ha igualado o superado a la del año pasado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *