Científicos estudian los efectos de un eventual seísmo en la Catedral de Palma

Expertos aseguran que Baleares no está preparada para afrontar catástrofes naturales

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS)

Baleares no está preparado para afrontar grandes riesgos naturales como pueden ser huracanes y seísmos sobre todo “por la falta de prevención y formación de la población y las empresas”, según aseguró hoy la doctora Rosa Gallur, Gerente de Mapfre en Baleares durante la jornada de “La industría Turística frente a catástrofes naturales y reclamaciones por Responsabilidad Civil”, que se desarrolla hoy en la UIB.

Edificios históricos como la Catedral de Palma, son actualmente objeto de estudio para determinar qué consecuencias tendría un seísmo de escala cuatro en sus estructuras, ya que, según declaró a Europa Press el Catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de caminos, canales y puerto de Barcelona, Alex Barbat, su altura “descomunal y muy esbelta” podría sufrir daños en sus arbotantes (arcos incompletos, exteriores al edificio y que unen la bóveda a los contrafuertes).

Por lo que respecta a los Riesgos Naturales catastróficos que podrían producirse en las islas, Gallur comentó que se pueden considerar las inundaciones y huracanes por la proximidad al mar, los terremotos leves, así como los incendios forestales, que pueden llegar a ser devastadores cuando la masa arbórea envuelve poblaciones, y plantear algunas evacuaciones, “aunque no suelen originar catástrofes”.

En cuanto a la legislación actual, esta regula, por ejemplo, la realización de Planes de Emergencia que tienen como prerrequisitos la realización de mapas de riesgos, “inexistentes a escala autonómica en general, y por supuesto prácticamente inexistentes a escala municipal”, según declaró el Catedrático de Física de UIB, Sergio Alonso .

El estudio de la catedral, que se concluirá en unos dos años y en el que colabora el Ministerio de Fomento, analizará los resultados transmitidos por sensores colocados en las estructuras más vulnerables de La Seu, tras someterlos a movimientos similares a los que podrían causar seísmo leves, hasta alcanzar un máximo de 4 puntos en la escala sísmica.

Gallur insistió en que Baleares deberían introducirse en la investigacion para aplicarla posteriormente en la industria privada. La doctora insistió en que “no estamos a la altura europea”, porque, para ello, deberíamos llevar a cabo políticas de prevención importantes como son los programas de formación, sobre todo en temas metereológicos, “que afectan hoy en día a la economia mundial y son previsibles”. Así, Gallur señaló que deberíamos introducir en los colegios, en las universidades y empresas programas de información y prevención de catastrofes naturales.

“La alarma social es uno de los obstaculos con los que se encuentra la formación de la sociedad en la prevención de catástrofes” comentó Alonso quien insistió en que instituciones públicas y entidades privadas deberían invertir en políticas de reducción de riesgos a largo plazo (control de las construcciones, materiales resistentes), rehabilitar y reforzar edificaciones antiguas y eliminar elementos vulnerables ( marquesinas o semáforos mal anclados por jemplo).

Para los Riesgos Naturales, no existe Directiva alguna o similar en la Unión Europea, solamente una Resolución del Consejo de 16 de octubre de 1989, sobre las orientaciones en materia de prevención de riesgos técnicos y naturales, que “solicita que la Comisión, en colaboración con los Estados miembros, inicie una reflexión sobre la prevención de los riesgos naturales en la Comunidad, en particular en lo relativo a los riesgos sísmicos, los riesgos de incendios forestales y los riesgos de inundaciones” normativa que once años después, se sigue reflexionando.

La jornada que se desarrolla hoy en la UIB tiene como objetivo identificar los daños catastróficos a los que está expuesto el patrimonio de la industria turística y la evolución experimentada en estos últimos años en las reclamaciones de responsabilidad civil. Además tratará de los daños sísmicos y los daños meteorológicos, de la Responsabilidad Civil en el sector turístico y el Asesoramiento en Prevención de Riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *