Un estudio liderado por el IAC apunta que gran parte de la materia normal del universo podría estar en forma de plasma

Santa Cruz de Tenerife, 27 (EP/IP)

Un grupo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de las universidades de Manchester y Cambrigde han encontrado el supercúmulo de galaxias de la Corona Boreal evidencia de grandes cantidades de materia en forma de plasma difuso de elevada temperatura distribuido a gran escala.

“Este plasma podría ser equivalente a la cantidad de materia ordinaria –protones, neutrones y electrones-contenida en miles de galaxias”, explica el IAC en una nota de prensa. Estos resultados se han obtenido con el interferómetro de microondas VSA (Very Small Array) que está instalado en el Observatorio del Teide, en Tenerife, y se han publicado en la revista científica “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society”.

El IAC informa que la presencia de este plasma se ha detectado por su efecto “en la radiación del Fondo Cósmico de Microondas (la radiación originada en las etapas más primitivas del universo) cuando ésta atraviesa el supercúmulo en su propagación hacia nosotros”.

El profesor del CSIC en el IAC y responsable del VSA por parte española, Rafael Rebolo, explica que “los electrones del plasma interaccionan con el Fondo Cósmico de Microondas provocando una disminución en su intensidad a la frecuencia con que VSA observa (33GHz). Esta disminución de la señal en dirección al centro del supercúmulo no puede ser explicada fácilmente por ningún otro proceso conocido”.

El investigador del IAC. Ricardo Génova Santos apunta que en “observaciones de comparable sensibilidad realizadas por el experimento VSA en múltiples regiones de cielo no asociadas con supercúmulos de galaxias nunca se había detectado una disminución de señal comparable”.

Ellos ha llevado a los investigadores a proponer como explicación “más plausible” la existencia de un plasma tenue como temperatura entre cien mil y un millón de grados distribuidos posiblemente en una estructura filamentosa que formaría parte del supercúmulo. Este plasma podría ser detectado por su emisión en rayos X, pero las observaciones existentes hasta la fecha en el supercúmulo carecen de la sensibilidad necesaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *