Clima.- La temporada actual de ciclones es la primera en la que dos huracanes de categoría 5 amenazan EEUU

La razón es que “Katrina” y “Rita” han encontrado aguas muy templadas y profundas en las que fortalecerse

NUEVA YORK, 25 (EUROPA PRESS)

La temporada de huracanes de este año en Estados Unidos se ha convertido en la primera que ve cómo dos ciclones de categoría máxima (5) en la escala de Saffir-Simpson amenazan sus costas tras hacerse fuertes en las aguas del Golfo de México.

La respuesta se encuentra en que tanto “Katrina” como “Rita” han encontrado su “combustible” ideal para fortalecerse: unas aguas muy profundas y templadas, según explican meteorológos citados por el diario “San Jose Mercury News” en su versión en Internet. El huracán “Rita” pasó en sólo 30 horas de ser una tormenta tropical a convertirse en un amenazador huracán de categoría 5.

Según observó el director de la División de Investigación de Huracanes de la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica (NOAA, en sus siglas en inglés), Frank Marks, el azote de ambos huracanes se ha producido en una franja de 185 kilómetros que se extiende desde los Cayos de Florida (las islas más septentrionales de ese Estado) hasta la desembocadura del río Mississippi y donde la profundidad es de 300 pies y la temperatura ronda los 27,8 grados Celsius.

Normalmente, las aguas templadas se sitúan a 125 pies de profundidad, nunca tan profundo. Para el científico Hugh Willoughby, experto en el estudio de huracanes en la Universidad Internacional de Florida, esta piscina profunda de agua tibia es “suficiente para crear un huracán realmente malo”. También ha contribuido al fortalecimiento de los ciclones la ausencia de vientos de altitud alta, que los podría haber debilitado.

La mayoría de las veces, los huracanes que alcanzan esta franja de aguas templadas se hacen fuertes en un momento dado, pero luego retroceden a aguas más frías donde se debilitan. Sin embargo, tanto Katrina como Rita avanzan hacia territorio estadounidenses apuntando directamente “como el cañón de una escopeta”, advirtió Marks.

Un hecho que ha sorprendido a los científicos es que Katrina no enfrió las aguas en alrededor de 15 grados Celsius, como sería lo normal, al pasar por encima de un remolino de esa franja de aguas templadas en el Golfo de México y están a la espera de ver qué pasa con “Rita” cuando pase por el mismo sitio.

MÁS HURACANES FUERTES

En los últimos 35 años, el número de huracanes de categoría 4 y 5 se ha duplicado en todo el mundo, aunque el número total de huracanes ha caído desde los años 90, según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia y el Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) de Estados Unidos. Además, las temperaturas de la superficie marina se han incrementado también en el mismo periodo, según publicaron los científicos recientemente en la revista “Science”.

El profesor de Ciencias Atmosféricas y de la Tierra de la Escuela Tecnológica de Georgia Peter Webster, junto con los investigadores del NCAR Greg Holland y del Instituto de Tecnología de Georgia Judith Curry y Hai-Ru Chang, ha estudiado el número, duración e intensidad de los huracanes, (también llamados tifones y ciclones) registrados entre 1970 y 2004.

“En los años 70, hubo una media de 10 huracanes de categoría 4 y 5 al año; pero desde 1990, el número de huracanes de categoría 4 y 5 casi se duplicó, con una media de 18 anuales”, explicó Webster.

La categoría 4 de los huracanes suponen vientos de 131 a 155 millas por hora (114 a 135 nudos; 210-249 km/hora); y los de categoría 5 que es la máxima son vientos superiores a 155 millas por hora (135 nudos o más de 249 km/h). El huracán Katrina tuvo su máximo en el Golfo de México, con vientos de 249 km/hora.

“Los huracanes de categoría 4 y 5 son también un porcentaje más importante sobre el total”, dijo Curry. “Los de categoría 4 y 5 suponían en los años 70 el 20 por ciento de todos los huracanes, pero en la última década han sido el 35 por ciento del total”, añadió.

Los incrementos más importantes en el número de huracanes intensos se han registrado en el océano Pacífico norte, Pacífico suroeste y norte y sur del océano Índico, e incrementos más reducidos en el océano del Atlántico Norte.

Además, la temperatura de la superficie del mar se ha incrementado en todo el mundo entre medio y un grado Fahrenheit, dependiendo de la región, durante la estación de huracanes desde 1970.

“También hay relación entre el incremento de temperatura de la superficie marina y la intensidad de los huracanes”, proclamó Webster. “Sin embargo, no es una relación simple; de hecho es difícil de explicar por qué el número total de huracanes y su duración ha disminuido durante la década, cuando las temperaturas de la superficie marina se han incrementado”, añadió.

La única región que está registrando más huracanes en conjunto es el Atlántico norte, donde son más numerosos y más largos, especialmente desde 1995. El Atlántico norte tuvo una media de ocho a nueve huracanes anuales la década pasada, frente a los seis a siete al año antes del incremento. Los de categoría 4 y 5 en el Atlántico norte han aumentado de 16 en el periodo 1975-1989 a 25 en el periodo 1990-2004, lo que supone un 56 por ciento más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *