La mayoría de los jóvenes españoles desconoce de dónde procede la electricidad que usan en sus casas, según un estudio

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La mayoría de los jóvenes españoles desconoce la fuente de la que procede la electricidad que usan en sus casas, según un estudio realizado por catedráticos de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, presentado hoy por Fundación Gas Natural.

De la encuesta, realizada a 1.200 jóvenes de entre 16 y 35 años, se desprende que este sector de población, por regla general, tiene buena voluntad a la hora de ahorrar energía, pero también “una gran confusión” y desconocimiento real de la relación entre las diferentes energías y el medio ambiente.

Uno de los ejemplos es la electricidad doméstica; hasta un 37,8 por ciento de los encuestados ni siquiera se aventuró a responder y el resto repartió sus respuestas de manera mayoritaria entre la energía hidráulica (quizá la fuente más conocida en España por el número de embalses) y el gas natural.

En un segundo nivel se situaron fuentes como la nuclear (7,9 por ciento), el gasóleo (7,7) y el carbón (6,5), a pesar de ser las principales fuentes de producción de energía eléctrica en España. En último lugar se situaron las principales energías renovables, la eólica y la solar, con un número ínfimo de menciones.

Para los autores del estudio, el mayor error es el referente a los costes comparados de las fuentes de producción de energía eléctrica, ya que los encuestados piensan que son más baratas, o incluso gratuitas, precisamente las que tienen unos costes más altos de producción (la calefacción y el agua caliente).

COMPORTAMIENTOS ECOLÓGICOS

En lo que se refiere a las conductas de los jóvenes, los expertos aprecian cierta sensibilidad ante la ecología y el respeto hacia el medio ambiente. Sin embargo, son mayoría (un 52 por ciento) los que aseguran hacer poco o nada para ahorrar energía.

Los expertos ponen como ejemplo el uso de automóvil. Preguntados los conductores habituales (un 64 por ciento de la muestra), un 40,9 por ciento aseguró utilizarlo más que el año anterior, un 32,5 más o menos lo mismo y, sólo una cuarta parte, menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *