Expertos analizan en Salamanca las últimas aplicaciones de la biomedicina

SALAMANCA, 19 (EUROPA PRESS)

Un total de 200 expertos de 35 nacionalidades analizan los últimos resultados y tendencias futuras en el campo del ruido y fluctuaciones en la XVIII edición de la “Conferencia Internacional de Ruido y Fluctuaciones (ICNF)”, que desde hoy se celebra en Salamanca, en las que lo “más llamativo”, según el representante del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Salamanca (USAL), Tomás González, son las aplicaciones en biomedicina, donde “pueden ser medidas de ruido en ciertos parámetros biológicos los que den información acerca del estado de la salud”.

Asimismo, González señaló que mejorar el ancho de banda de las comunicaciones es otra de las metas a conseguir ya que “el ruido a frecuencias muy altas llega a enmascarar las señales, reduciendo y limitando la posibilidad de amplificar señales y hacer transmisiones a mucha velocidad”.

“El reto es intentar ver en un determinado sistema cómo depende la amplitud de estas fluctuaciones con los parámetros del mismo, y hacer un sistema óptimo de esos sistemas para intentar que las fluctuaciones sean lo menor posible”, según explicó González, que señaló que “fundamentalmente el trabajo se realiza en dispositivos electrónicos, donde reducir el ruido de las señales es importante”.

Así, las jornadas tratarán en su mayor parte de ruido en sistemas físicos en los que las magnitudes físicas, “lejos de ser constantes o de tomar el valor que interesa que tomen, presentan variaciones sobre ese valor, que provocan ruidos y fluctuaciones”, señaló González, asegurando que “son muy importantes en campos como electrónica, telecomunicaciones, procesamiento de datos y transmisión, biología o medicina”.

A pesar de que a priori el ruido se trata de algo negativo “por enmascarar las señales que uno querría tener a un buen nivel”, también puede ser positivo ya que “las fluctuaciones del ruido pueden dar información acerca de qué propiedades tiene el sistema o incluso en sistemas biológicos y biomédicos”, señaló el físico.

La actividad, que se prolongará hasta el 23 de septiembre, está organizada por el Área de Electrónica del Departamento de Física Aplicada de la USAL y cuenta con el patrocinio del Ministerio de Educación y Ciencia, la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León y Caja Duero, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *