Científicos del Congreso de Restauración del Medio Ambiente visitan zonas de interés medioambiental en Los Monegros

ZARAGOZA, 17 (EUROPA PRESS)

Científicos del Congreso Mundial de Restauración del Medio Ambiente celebrado esta semana en Zaragoza han participado durante la jornada de hoy en una visita a diversos lugares de interés ecológico de la comarca de Los Monegros, en la que han estado acompañados por el científico César Pedrocchi.

La visita se enmarca dentro de una serie de itinerarios que, de forma paralela, se han celebrado en torno al Congreso Mundial, en el que han participado unas 900 personas de los cinco continentes. Los congresistas que han visitado Los Monegros proceden de Australia, España, Canadá y Estados Unidos.

Como explica Pedrocchi, la filosofía de la restauración medioambiental es “intentar reparar todo lo que hemos estropeado en el Planeta hasta el momento, aunque hay transformaciones que son irreversibles”.

Los congresistas han visitado la Laguna de Sariñena, que “no es un caso de restauración sino de transformación debido a los regadíos, y les ha interesado ver cómo una laguna salina se ha transformado en otra laguna totalmente distinta con mucho valor ecológico, en el que encontramos el avetoro, una especie en vías de extinción”, señala Pedrocchi.

Además de la Laguna de Sariñena, han visitado también la laguna salada de Bujaraloz, y se han trasladado hasta unas parcelas experimentales situadas en Orillena, en la que se está estudiando el papel del carrizo en la depuración de las aguas residuales.

También les han explicado otros programas impulsados desde la Comarca de Los Monegros como la labor de la lucha contra la erosión llevada a cabo en zonas como Poleñino, donde además han conocido el sistema que se está llevando a cabo para descargar más de 30 nidos desde el tejado de la iglesia, que representaban un peligro para la estructura del templo, hasta un lugar cerca del pueblo en el que se van a montar 50 nidos de cigúeñas.

En la Sierra de Alcubierre han subido hasta el Mirador de las tres Gúegas donde han podido contemplar un paisaje claramente monegrino, con el contraste de los cultivos extensivos y, por último, en Perdiguera han conocido el antiguo sistema de aprovechamiento de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *