Científicos investigaran si la forma humana de las “vacas locas” se puede contagiar por odontología

LONDRES, 12 (EUROPA PRESS)

La Agencia de Proteccion de la Salud británica utilizara ratones en un experimento dedicado a estudiar si la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se puede transmitir a traves de instrumentos dentales contaminados. También estudiará si los ratones tienen muestras de la enfermedad en sus tejidos en la boca.

Se cree que el riesgo de contraer la enfermedad de esta forma es muy escaso, pero se estudiara despues de conocerse de que esta enfermedad puede ser contagiada a traves de donaciones de sangre y de tejidos.

El gobierno británico ya ha tomado medias para proteger las donaciones de sangre prohibiendo las de ciertos grupos, incluyendo las de aquellas personas que tuvieron transfusiones de sangre a partir de 1980, después de que se conoció que dos personas podrían haber sido infectedas despues de haber sido sometidas a estas prácticas.

También existe preocupación de que los priones responsables de que se extienda la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se contagien a traves de instrumentos quirúrgicos, especialmente los utilizados durante la cirugía cerebral.

Este experimento, que durará tres años, servirá para dar al departamento de Sanidad mas directrices sobre los riesgos que supone la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en el sector de la odontología y determinar que consejos se pueden dar sobre los mejores medios de limpieza.

Este estudio fue anunciado en la conferencia anual de la universidad de Warwick, en la que se indico que al ano se realizan en el Reino Unido aproximadamente 75 intervenciones dentales.Hasta el momento, las principales vías conocidas de transmisión de esta enfermedad son a través de la ingesta de carne infectada y mediante transfusiones sanguíneas.

“Esta es una información que estamos comprobando”, explica Joanne Dickinson, una de las investigadores. Cuando concluyan los trabajos, añadió, “el Departamento de Sanidad dirigirá a los dentistas unas recomendaciones dirigidas a prevenir la transmisión de esta enfermedad procedente de pacientes infectados”.

Esta experta asegura que de confirmarse esta posibilidad, los dentistas estarán obligados a llevar a cabo procedimientos de descontaminación de manera rutinaria, con el objetivo de reducir al mínimo el riesgo de transmisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *